CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio.- Héctor Herrera es aquel futbolista que dejó los llanos de Rosarito, Baja California, para llevar su talento hasta Europa. Ahora, tras un año en el Viejo Continente, es pretendido por el Sevilla, de España, y el Liverpool, de Inglaterra, de acuerdo a reportes de prensa.

En 346 minutos jugados en la Copa del Mundo, Herrera demostró su capacidad y, de inmediato, comenzaron los rumores sobre su posible salida del Porto, de Portugal, que en los últimos días han crecido.

El primer movimiento que causó su actuación con la Selección Mexicana en el Mundial fue que el equipo portugués decidió mejorar su contrato. Herrera firmó hasta el 2017 y elevó su cláusula de rescisión a los 40 millones de euros.

En Inglaterra el exfutbolista Rio Ferdinand alabó al mediocampista desde sus primeros juegos en Brasil 2014 y el Liverpool fue el primer equipo británico que mostró interés por contratarlo.

“Si yo fuera un entrenador y necesitara en este momento un centrocampista que no costara una fortuna el mexicano Herrera  estaría en lo más alto de mi lista de transferencias. Es impresionante”, publicó Ferdinand en su cuenta de Twitter.

Según el periódico inglés The Mirror, el Liverpool lo tiene entre sus prioridades.

“Los Red buscan un futbolista que juega en el Porto, Héctor Herrera, de cara a la temporada 2014-2015”, señaló el rotativo. “Rodgers busca al sustituto perfecto para la media cancha pues, desde su punto de vista, el ciclo de Lucas Leiva ha terminado e incluso, sería utilizado en la transferencia por el mexicano.”

Además de su buena actuación en el Mundial, Herrera demostró su valía en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los que ganó el oro con el Tri Sub 23, tras vencer a Brasil.

En España también luce como una alternativa para reforzar al Sevilla. El equipo andaluz busca a un sustituto para cubrir la baja del croata Iván Rakitic, quien fue vendido al Barcelona.

La página de internet www.fichajes.com publica que el único obstáculo son las altas pretensiones del Porto para realizar la transacción.

Rakitic fue vendido al Barcelona por poco menos de 20 millones de euros y el Porto pide 40  millones por Herrera, situación que complica la operación.

Por su parte, el equipo portugués ha manifestado que todos sus futbolistas están a la venta, siempre que el equipo interesado tenga la capacidad de cubrir la cláusula de rescisión que se exige.

Herrera, de 24 años, antes de partir a Portugal, también llamó la atención del Manchester United y de varios equipos de la Bundesliga de Alemania.

El mexicano aún no reporta con su equipo, ya que se encuentra en un periodo de vacaciones y hasta el momento no ha mostrado alguna postura.