CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio.- La versión mundialista de Brasil en 2014 pondera el juego físico y ante equipos talentosos, como Colombia en los cuartos de final, detiene al rival con infracciones. Luego de cinco juegos en la Copa del Mundo, el anfitrión es el líder de faltas, con 96.

Brasil, un equipo con historia de ataque, drible y generación de peligro, acostumbrado a ser líder en goles o partidos ganados, hoy domina la estadísitca de faltas cometidas.

23 por ciento más faltas comete Brasil en este Mundial respecto a 2010

Como referencia, el equipo sudamericano fue eliminado en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010, y hasta esa fase cometió 78 infracciones.

En 2014, luego de los mismos cinco partidos disputados, ha cometido 96 infracciones, 23 por ciento más que hace cuatro años.

La primera ronda fue más apegada a la historia de los brasileños, que le cometieron cinco faltas a Croacia, 13 a México y 19 a Camerún, para un total de  37.

El tema se puso en el ojo del huracán cuando le cometió 31 faltas a los colombianos en cuartos de final, tres más que las cometidas a Chile en la fase previa. En ambos, pegó más que su rival.

Eso provocó las quejas de
José Pekerman, entrenador de Colombia, y ahora de Joakim Löw, estratega alemán, quien le pone presión al árbitro mexicano Marco Antonio Rodríguez al asegurar que Brasil comete “un número incalculable de faltas”.

Las quejas de Low se deben a que su equipo, rival de Brasil en semifinales, ha cometido 39 faltas menos.

De los cuatro semifinalistas, Holanda está cerca de los números de Brasil al cometer ya 91 faltas en el Mundial. Hace cuatro años, esta selección fue la que más  golpeó, con 126 faltas en siete juegos, porque llegó a la final.