CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio.- Lionel Messi suma tres Mundiales y el partido contra Holanda será la primera vez que jugará una semifinal con Argentina. El jugador del Barcelona será el protagonista del juego que definirá al segundo finalista de Brasil 2014 y su equipo asegura que están dispuestos a ayudarle para ser campeones del mundo.

Trataremos de ayudar a Lionel. Estamos cerca. Tenemos que demostrar que estamos a la altura de una semifinal. Tenemos hambre y ganas”, dijo Ezequiel Lavezzi, delantero de la selección de Argentina.

Lavezzi declaró a la televisora TyC de Argentina que su compañero de selección sin duda se preparó para levantar la Copa del Mundo en Brasil y colocarse entre los mejores jugadores de toda la historia.

Se le ve bien. Se preparó para esto. Estamos ante una posibilidad única. La gente está entusiasmada y él lo sabe. Dejaremos todo. Lo vamos a ayudar. Vamos a tratar de estar a la altura y colaborar con él y con los que hacen la diferencia”, expresó Ezequiel Lavezzi.

El atacante reconoció que el equipo albiceleste aún no encuentra su mejor nivel, aunque las semifinales es “la oportunidad perfecta para demostrar todo el potencial” y clasificar a la final de Brasil 2014.

Más allá de que Messi sea el mejor, falta que dé un poco más. Al igual que yo, o Chiquito Romero. El que sea. Con lo normal no alcanza. Lo colectivo es lo primordial. No todos los días se juega una semifinal. Hay que disfrutarlo con responsabilidad y estamos a un pasito de lograr algo lindo. Ojalá salga todo bien y terminemos contentos”, comentó el atacante del París Saint-Germain de Francia.

Sobre Holanda, Lavezzi aceptó que su rival tiene más experiencia en este tipo de partidos.

Se agrupa bien atrás y salen a la contra. Trataremos de hacer lo necesario para contrarrestarlos. Ellos tienen la ventaja de haber jugado una semi hace cuatro años y saben qué es. Pero tenemos hambre y ganas. Estamos confiados e ilusionados”, respondió.

A su vez, el mediocampista Lucas Biglia, comentó que “si las cosas se hacen como el otro día ante Bélgica, se puede dar. Aunque la ansiedad también nos come. Es una oportunidad única y hay que seguir soñando. Es una responsabilidad, pero podemos si hacemos las cosas como en el pasado”, sostuvo.

Biglia describió al cuadro holandés como un equipo con “grandísimos jugadores. Ojalá que no tengan un buen día y nosotros tengamos toda la fortuna. El objetivo era estar entre los cuatro, estamos ahí y no nos podemos conformar con eso”, señaló.