BELO HORIZONTE, 8 de julio.- El técnico de Alemania, Joachim Löw, denunció el juego al límite que mostró Brasil en su último partido ante Colombia y pidió al árbitro protección frente a las “faltas brutales”.

Espero que el árbitro mexicano mañana (hoy) contenga esas acciones más allá del límite que vimos en ese partido”, advirtió el técnico, cuyo equipo se enfrenta al anfitrión en las semifinales del Mundial de Brasil 2014.

En Europa ese partido no lo hubieran terminado 22 jugadores, con esa fuerza en los golpes y esas faltas brutales”, añadió Löw.

El tiempo neto de juego creo que fue de 38 minutos. Hubo muchísimas interrupciones. No creo que a los espectadores les gustara. Hay reglas claras y espero que se apliquen. Vi muchas, muchas faltas por detrás que son peligrosas y los futbolistas deben ser protegidos por el árbitro.”

El técnico alemán aprovechó la rueda de prensa en el Estadio Mineirao para enviar un mensaje claro antes del duelo de hoy frente al equipo de Luiz Felipe Scolari.

He visto partidos donde se han superado los límites de lo tolerable”, advirtió.

El duelo entre Brasil y Colombia terminó con 54 faltas. Los cafeteros se quejaron de la dureza de los defensores brasileños sobre su mejor hombre, James Rodríguez, mientras que Brasil perdió a su máxima estrella, Neymar, por un rodillazo en la espalda.

Brasil, que ganó el duelo de cuartos por 2-1, terminó los 90 minutos con 31 infracciones. El equipo anfitrión es, además el que más faltas ha cometido en lo que va de Mundial, con 96. Por el contrario, Alemania, con los mismos partidos, suma apenas 57.

El partido estará dirigido por el mexicano Marco Rodríguez, el mismo árbitro que no vio el mordisco del uruguayo Luis Suárez al italiano Giorgio Chiellini, en la fase de grupos.

Antes de lanzar su advertencia y sin que nadie le preguntara, Löw envió un mensaje de apoyo a Neymar.

Sentimos mucho que Neymar se haya lesionado, es una situación horrible, nos gustaría tenerlo en el campo; le deseo una rápida recuperación”, señaló.

Löw aseguró que pese a la ausencia de la estrella y la sanción a Thiago Silva, Brasil sigue siendo favorito para avanzar a la final.

Cuando un jugador tan importante falta, los otros tienen la obligación de ofrecer más y por eso creo que Brasil sigue como favorito”, dijo.

Brasil juega no sólo con el aliento del estadio, sino con 200 millones de personas a su espalda. Pero nosotros estamos seguros de lo que queremos, y si podemos aplicarlo tendremos una buena oportunidad”, advirtió el técnico de 54 años.