CIUDAD DE MÉXICO, 8 de julio.- El actual líder de la Tour de Francia, el italiano Vicenzo Nibali, protagonizó una peculiar escena, al serle negado un beso de una de las dos edecanes que le acompañaban en la ceremonia de premiación de la segunda etapa de la competencia. 

En el video se observa como el competidor es enfundado en el suéter amarillo por ser el 'mandón' general en lo que va del Tour. Posteriormente saluda a una de las modelos con un beso en la mejilla sin ningún problema, pero al momento de inclinarse para besar a la segunda de ellas, el ciclista se topó con el desplante de la señorita que se volteó para evadir el contacto.

Nibali disimuló el hecho acomodándose la prenda que distingue al líder y continúo celebrando. 

fdr