BELO HORIZONTE, 7 de julio.- Alemania pretende ganar la semifinal ante Brasil y pelear por el título de la Copa del Mundo 2014, sin importar que ello represente eliminar al anfitrión, manifestó el director técnico de la selección teutona, Joachim Löw.

Realmente queremos jugar el 13 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro. Aún no hemos terminado. Una semifinal o una final es algo insuperable, lo máximo. Ahí se hace historia”, manifestó el estratega en una entrevista publicada hoy en el sitio oficial de la Federación Alemania de Futbol (DFB, por sus siglas en inglés).

En el texto, el estratega reconoció lo complicado que será vencer al equipo amazónico, pero hizo patente que enfrentar a dicha escuadra en su país es uno de los retos más emocionantes a superar.

Más por el deseo de la “verdeamarela” de sumar su sexto título en Copas del Mundo y dejar atrás la negra historia del ‘Maracanazo’, sucedida hace 64 años cuando cayeron 1-2 ante Uruguay.

Vamos a tener un buen plan y daremos pelea a los brasileños. Las posibilidades están igualadas. Serán detalles lo que decida quién avanza a la final. A lo largo del torneo fuimos afirmándonos. Estamos estables, tanto física como psíquicamente”, expuso.

Low lamentó la ausencia por lesión del astro brasileño Neymar, más que tomarlo como ventaja para los suyos en el partido de mañana.

“Es un jugador maravilloso. Es una pena y una mala suerte que sea baja ahora. Le deseo que se recupere lo más rápido posible, que pueda volver rápido a la cancha y que logre afrontar de un modo positivo este contratiempo”.

cmb