EL PASO, 7 de julio.- La derrota de anoche por 0-2 ante el equipo brasileño Cruzeiro, tiene ocupados a los jugadores de Chivas de Guadalajara para corregir fallas y adaptarse como grupo y al sistema de juego del entrenador argentino Carlos Bustos.

Como preparación, este partido nos ha servido mucho, nos ha servido para ver con lo que nos vamos a topar al inicio del campeonato, así es que vamos bien”, dijo el mediocampista Fernando Arce.

Agregó que “esto no nos tiene que desesperar, el miércoles tenemos otro partido donde quizá la situación sea distinta y así vamos a poder cerrar nuestra preparación. Vamos bien, creo que se ha hecho una muy buena pretemporada para iniciar el campeonato".

A su vez, el delantero Omar Bravo declaró que "fuimos superados en el medio campo. Nosotros estamos intentando tener ritmo y aun así no nos gusta perder, la idea es ganar, llegar bien al torneo y darnos confianza en este tipo de partidos”.

El capitán mencionó que "pese a la derrota no hay que perder confianza, el equipo se va encontrando, la intención es llegar enganchados desde la primera jornada, el margen de error es poco, estamos en una situación porcentual y por ello tenemos que comenzar bien"

En tanto, el centrocampista Israel Castro señaló que "el equipo de alguna manera se tiene que adaptar lo más pronto posible al sistema, a la manera de dirigir del entrenador, pues el equipo piensa en estar en los primeros lugares y en la liguilla”.

Analizó que “ante Cruzeiro el equipo se vio bien por lapsos, pero nos faltaron algunas cosas que hay que seguirlas entrenando y trabajando".

cmb