BELO HORIZONTE, 7 de julio.- Neymar y la Confederación Brasileña de Futbol negaron los reportes de la prensa acerca de que el astro se sometería a un tratamiento especial para volver a la Copa del Mundo pese a tener una vértebra fracturada.

Tanto el atacante como la confederación emitieron comunicados el domingo por la noche, para negar que cualquiera vaya a tomar decisiones que pongan en riesgo la salud o la carrera futbolística de Neymar al jugar la final en caso de que Brasil llegue a ésta.

La Verdeamarela se mide este martes a Alemania en semifinales.

Las declaraciones surgieron después de que médicos del club brasileño Santos, donde jugó Neymar, dijeron a medios locales que había una posibilidad de que el delantero volviera para la final del domingo, mediante tratamientos alternativos e inyecciones de analgésicos.

El jugador del Barcelona, de 22 años, fue descartado para el resto del Mundial, tras recibir un rodillazo en la espalda durante el encuentro de cuartos de final, un triunfo por 2-1 sobre Colombia.

Los análisis realizados en un hospital poco después del encuentro del viernes mostraron una fractura en la tercera vértebra lumbar.

En un comunicado, la confederación informó que "el pronóstico es excelente para Neymar", pero sólo si se da el tiempo para que la lesión sane.

Las medidas precipitadas pondrían en riesgo su vida futura como deportista", advierte el comunicado.

El médico del equipo José Luiz Runco dijo que se espera que Neymar quede marginado del fútbol durante 45 días. Ha regresado a casa desde el campamento de prácticas del equipo para continuar su proceso de recuperación.

No generemos ilusiones falsas en el pueblo brasileño", solicitó Runco en declaraciones a Globo TV. "No existe la más mínima posibilidad de que Neymar juegue el 13 de julio si Brasil llega a la final".

Representantes de Neymar afirmaron en el comunicado que el jugador sólo será atendido por médicos de la confederación hasta el final de la Copa. Explicaron que la visita de los médicos de Santos representó una mera "cortesía".

Aunque el comunicado no descartó directamente la posibilidad de que Neymar juegue en el eventual partido por el título, indicó que "no se ha hablado de un tratamiento alternativo".

"Si Neymar estuviera en condiciones de jugar un partido de fútbol profesional antes de lo que se esperaba inicialmente, será por el progreso positivo de su condición mediante el tratamiento que se le proporciona actualmente", agregó el comunicado.

cmb