SANTO ANDRE, 7 de julio.- El volante Bastian Schweinsteiger dijo que la ausencia de Neymar en el partido por las semifinales ante Brasil lo entristecía, pero destacó que el local puede mostrar un plus en este encuentro, ya que tiene a dos grandes estrategas en el banquillo.

Schweinsteiger agregó que espera con ansias el partido de este martes con Brasil, que ganó la final del Mundial de 2002 en el único choque entre los dos equipos en torneos importantes. Pero destacó que habría preferido enfrentarse con el local en la final.

“Estamos todos muy apenados de que no podrá jugar”, sostuvo el mediocampista sobre Neymar, quien quedó fuera de la Copa tras sufrir una fractura de una vértebra en la victoria 2-1 sobre Colombia en cuartos de final.

“Siempre es mejor cuando los mejores jugadores están en los mejores partidos. Creo que sus compañeros se esforzarán más por su ausencia y querrán ganar el Mundial por él”, destacó.

Schweinsteiger ha jugado un rol importante para el entrenador Joachim Löw como líder en el campo de juego. “Queremos ganar”, destacó.

Brasil, el primer rival sudamericano para Alemania en el torneo, no será un oponente fácil, destacó. El conjunto germano ganó cuatro de los cinco partidos y empató el restante.

“Brasil tiene dos grandes entrenadores en Luiz Felipe Scolari y Carlos Alberto Parreira. Ambos ganaron la Copa del Mundo”, dijo Bastian. “Creo que el equipo con el entrenador más inteligente es el que ganará el torneo. Y Brasil además tiene la ventaja de ser local. Creo que el mayor rival será la experiencia de sus entrenadores”, agregó.

Schweinsteiger, quien no entrenó el sábado por agotamiento, dijo que se siente bien tras dejar atrás las lesiones sufridas antes del Mundial. Löw dijo el viernes que el mediocampista podría no estar bien para jugar varios partidos seguidos después de que casi colapsara en el campo en el triunfo 2-1 contra Argelia por octavos de final en el tiempo extra.

“Me siento realmente bien”, destacó. “Puedo jugar al máximo nivel posible. Estoy recuperado y listo para jugar más de 90 minutos si fuera necesario, pero espero que podamos ganar  en los 90 minutos”, añadió.

Otros dos referentes de la selección alemana, su capitán Philipp Lahm y el centrocampista Sami Khedira, lamentaron también la lesión de Neymar.

“Es un jugador sensacional, que mostró su clase durante esta Copa del Mundo. En este torneo siempre queremos medirnos a los mejores. Ésta es la razón por la que prefería jugar contra Brasil con Neymar”, señaló Lahm.

“Brasil tiene suficientes jugadores que pueden ayudar en su puesto. Será una tarea difícil (para Alemania)”, añadió.

Khedira se expresó de manera similar: “Para nosotros y para los aficionados al futbol es una mala noticia. Los brasileños van a sacar un súperequipo aunque no esté Neymar. Va a exigir mucho de nuestra parte”, dijo.