CIUDAD DE MÉXICO, 6 de junio.- Los semifinalistas Brasil y Alemania disputaron la final del Mundial de 2002, y Argentina y Holanda la de 1978. De avanzar Brasil se tendría una final inédita, pero de hacerlo Alemania se daría alguna final ya vista antes, contra Argentina (1986 y 1990), y Holanda (1974). Existe una posibilidad de novena final europea de Mundial que sería la primera que se dispute en el continente americano.

Hay otros decididos protagonistas en semifinales: las marcas deportivas. Así, por ejemplo, Adidas patrocina a Argentina y Alemania, mientras que Nike lo hace para Brasil y Holanda, lo que recuerda otro tipo de encuentros.

En la jornada 14 del pasado torneo de la Liga MX, América, Pachuca, Tijuana y Atlas, equipos que viste la norteamericana Nike, lucieron una playera verde como parte, se dijo, de una campaña de apoyo al Tricolor.

En Brasil, donde Nike viste a la selección, ocurrió lo mismo en su torneo cuando Adidas sacó al mercado una playera verdeamarela del Palmeiras.

“La idea es usar todas las características de la camiseta de la selección brasileña. Además de honrar la historia, Palmeiras apuesta a obtener fuertes ventas con los aficionados debido a la Copa del Mundo que se jugará en Brasil”, comunicó la firma alemana Adidas.

Asimismo, en Brasil 2014 se jugó otro Mundial, el de los refrescos. Coca Cola ha sido un viejo patrocinador de las Copas del Mundo, al lado de otras empresas como la cadena de comida rápida McDonalds. Sin embargo, Lionel Messi, Sergio Agüero, David Luiz y Robin van Persie son jugadores patrocionados por Pepsi.

Al margen del marketing, los semifinalistas necesitaron jugar uno de sus dos partidos de eliminación, octavos y cuartos de final, en tiempos extra.

Holanda calificó por tercera vez a semifinales en su historia. Empero, en 1974 y 1978 no existía esta ronda y avanzó directo a la gran final. Aunque no jugó el Mundial de Brasil 1950, Argentina tiene dos terceros lugares en Copa América en ese país.