BRASILIA.- El técnico de la selección de Argentina, Alejandro Sabella, expresó ayer su inmensa alegría por haber cumplido el “objetivo mínimo” de alcanzar la semifinal de la Copa del Mundo, pero anticipó que “ahora vamos por más”.

Argentina venció 1-0 a Bélgica y llegó a la instancia de los cuatro mejores de la Copa del Mundo después de 24 años.

Tengo una gran alegría por el grupo de jugadores, fue un partido excelente, por todos los argentinos. Porque podemos estar entre los cuatro mejores del mundo. Es una alegría inmensa, pero moderada porque tenemos que reservar energías”, señaló Sabella en rueda de prensa tras el triunfo ante los belgas.

“Estamos muy contentos en cierta manera, ahora vamos por más, pero por lo menos cumplimos el objetivo mínimo de llevar a Argentina a las semifinales de un Mundial después de 24 años”, agregó.

El técnico destacó la labor realizada por sus jugadores que se entregaron en todos los sectores de la cancha con una gran solidaridad con el compañero.

Fue un partido excelente desde lo táctico y desde lo estratégico. Desde la idea de lo que debe ser un equipo, desde la idea del dar y no recibir, de darle a un compañero, hemos creado un círculo virtuoso”, aseguró.

Argentina enfrentará el miércoles en la Arena Corinthians de Sao Paulo a Holanda para dirimir a un finalista de la Copa del Mundo.

“Ahora vamos a pensar en el próximo partido, vamos a ver cómo está la tropa, porque hemos jugado un alargue y cuatro partidos seguidos al mediodía”, afirmó.

Consultado sobre el estado de salud de Ángel Di María, quien tuvo que abandonar el campo de juego a los 33 minutos, el técnico precisó que “tiene una lesión en la cara anterior del muslo derecho”. Esperemos que se recupere pronto, mañana (domingo) llevamos a efectuar los análisis correspondientes”.