BUENOS AIRES, 5 de julio.- El dirigente del futbol argentino Humberto Grondona, hijo del vicepresidente de la FIFA, Julio Grondona, se defendió de las acusaciones en su contra por la reventa de una entrada del Mundial de Brasil 2014.

“No me pueden manchar por 220 dólares”, dijo el hijo del dirigente de la Asociación del Futbol Argentino (AFA).

La polémica surgió luego de que en las redes sociales un periodista publicara una foto de un boleto a nombre de Grondona.

El periodista argentino Andrés Burgo, publicó una foto de la entrada que lleva impreso el nombre de “Humberto Mario Grondona”, con un costo de 220 dólares.

“Una amiga compró en reventa esta entrada contra Suiza. Al doble del precio original. Filial Grondona/AFA presente”, escribió Burgo al lado de la foto.

Grondona dijo que los boletos que le dio la FIFA se los dio a “un amigo muy importante” y que no sabe dónde terminaron luego esas entradas.

“Soy instructor de la FIFA, me corresponden cuatro entradas para cada partido hasta cuartos, dos para semifinal y dos para la final, y las compré a nueve mil y pico de dólares. Tengo un amigo muy conocido en Argentina al que le vendí algunas entradas, él a su vez le dio entradas a otro amigo. Ahora, qué hicieron con las entradas, yo no sé”, se defendió Grondona.

El dirigente también es técnico de la Sub 20, y su padre es presidente de la AFA.

“¿Te parece que yo me puedo manchar por 220 dólares? ¿No le puedo dar una entrada a un amigo mío que es millonario? Pasa esto y quedo manchado, no tengo necesidad de revender una entrada”, sentenció Grondona.