RÍO DE JANEIRO, 5 de julio.- Algo le preocupaba a Joachim Low durante el partido: lo que pudiera hacer Karim Benzema. Por ello, descartó poner a Philipp Lahm como mediocampista y lo ubicó en su posición natural de defensa por el lado derecho para detener a Antoine Griezman, algo que le funcionó perfecto.

Francia había hecho casi todos sus goles en el mundial enviando centros y quería detener eso, no deseábamos que llegaran balones a Benzema, y Lahm era perfecto para frenar esa posición, así que por cuestiones tácticas lo coloqué ahí”, aseveró el estratega.

Tan aplaudida fue esa decisión como criticada la postura de defenderse a partir de la anotación de Mats Hummels. Joachim Löw, al respecto, dijo: “Hay que ver lo positivo, se quejaron mucho del juego contra Argelia por haber llegado en tiempo extra” y se centró en el pasado que tienen los alemanes desde Corea-Japón 2002, ya que desde entonces han entrado a las semifinales. La última vez que fueron relegados de esta instancia fue en Francia 1998, cuando Croacia los derrotó 3-0.

Somos una selección protagonista que puede ganar el campeonato. Estoy desde el 2006 en este equipo y es bueno que haya un equilibrio, que se vayan dando cambios de jugadores. Tenemos estabilidad, lo que nos ha dado esta alegría de jugar una semifinal nuevamente, pero la explicación que encuentro es que tenemos  grandes y extraordinarios jugadores”, agregó Löw.

Lo difícil para Alemania han sido las semifinales, donde ha sido echada de las últimas tres copas mundialistas. En Alemania 2006, cuando Low era auxiliar de Jürgen Klinsman, no pudieron con Italia, que a la postre sería campeón, y en Sudáfrica 2010, fueron frenados por España, que también levantaría la corona.

Es una gran participación la que hemos tenido, ahora esperemos superar las semifinales: no es algo que veamos como imposible. Mis jugadores entienden el compromiso y están dispuestos.”

Ayer Löw envió de inicio a Miroslav Klose, un delantero de la vieja guardia y de 36 años, que parecía no encajar con el esquema, el cual recurría a Thomas Mueller como falso nueve.

“No importa si juegas con falso nueve o con verdadero nueve” dijo. “Contamos con muchos atacantes peligrosos y que tienen movilidad, incluido Klose, quien no es un delantero que se quede solo y estático adelante esperando balones”, finalizó.