Mineros, campeón de la Copa Centenario

El equipo de Zacatecas vence en tanda de penales al Querétaro para ganar la Copa Centenario. Ricardo da Silva y Edgar Pacheco marcaron en el tiempo regular

COMPARTIR 
05/07/2014 02:46 Redacción
El festejo de los Mineros, un equipo que nació para la entrante temporada del Ascenso MX y que ayer logró el título en el torneo zacatecano.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de julio.- Los Mineros estrenarán sus vitrinas con la Copa Centenario de la Toma de Zacatecas. Tras empatar 1-1 con el Querétaro en el tiempo regular, en la ronda de penaltis inclinaron el partido a su favor con un 5-4 para lograr el primer trofeo de su naciente historia.

Sin embargo, el cotejo resultó un cuesta arriba para los dirigidos por Pablo Marini. Apenas iniciado el duelo, exactamente en el segundo 14, Ricardo da Silva sorprendió por el equipo de casa, con un gol bien elaborado que parecía un buen aliciente para los Gallos Blancos. Tras una serie de pases a lo largo de la cancha, el esférico le llegó al brasileño, quien únicamente cruzó su zurdazo para poner el 1-0. 

La desventaja resultó un buen aliciente para los Mineros. Obligó al técnico Marini a adelantar líneas, los hizo espabilar, y eso les dio la tenencia del balón. Con el dominio tuvieron minutos buenos, encontraron huecos en medio de la zaga rival, aunque acabaron por evidenciar  que tienen mucho por afinar, al igual que su oponente. No supieron cómo aprovechar los espacios. 

Superados, los  queretanos debieron recurrir al contragolpe para tratar de desahogar su zona baja, en una idea que no fructificó. Los explosivos Ricardo y William da Silva, además de Camilo Sanvezzo, no pudieron acarrear el esférico ni generar más peligro.

Ante la insistencia era cuestión de que los Mineros mantuvieran la tranquilidad para que se les presentara una opción clara, que se le dio en el minuto 43. Juan Ezequiel Cuevas puso su tiro en el travesaño y ante la falta de reacción de los visitantes, Edgar Pacheco entró sin marca por el centro para poner el 1-1.

Nacho Ambriz logró componer a su equipo en la parte complementaria con el ingreso de Marco Jiménez en lugar de Mario Osuna, lo que llevó a que se viera un encuentro más recio en el que las oportunidades de gol escasearon. Querétaro se plantó bien en su parte baja, con orden, mientras que el cuadro de Zacatecas debió recurrir a los pelotazos para tratar de pasar sobre las líneas organizadas de Ambriz.

Equilibrados en fuerzas, ninguno de los planteles tuvo los argumentos para ganar el partido en el tiempo regular y eso llevó a que se disputaran los penales. Ahí Diego Guastavino y Danilinho fallaron para dejar la Copa en territorio zacatecano.

Ricardo da Silva dispara ante la marca del defensor de Mineros. Foto tomada de Twitter: Club _Querétaro

Comentarios

Lo que pasa en la red