FORTALEZA, Brasil, 4 de julio.- Brasil se complicó de más y aunque sufrió bastante, al final logró superar 2-1 a una Colombia y así avanzar a las semifinales del Mundial 2014.

Thiago Silva, al minuto siete, y David Luiz, al 69, hicieron los goles de la victoria; mientras que James Rodríguez, por la vía penal, acortó al 79’. 

El rostro del técnico argentino José Néstor Pékerman lo decía todo, su desesperación era el reflejo del futbol de Colombia, que dejó de ser ese equipo que impactó en sus cuatro primeros juegos y que se hizo pequeño ante la grandeza de Brasil.

Solo un día antes, el estratega había afirmado que la historia no siempre dicta quién tiene que ganar, solo que sus jugadores comprendieron al revés esta situación y sufrieron mucho para actuar frente a un cuadro local que salió decidido a “comérselo”.

Y eso lo reflejó apenas en el minuto siete, en un tiro de esquina por izquierda que llegó hasta segundo poste, donde Carlos Sánchez nunca se dio cuenta que Thiago Silva le ganó la espalda para empujar el esférico al fondo de las redes.

Los “cafeteros” intentaron responder con un disparo de Juan Cuadrado que alcanzó a tocar un defensa para irse apenas al lado del poste izquierdo. James Rodríguez no podía solo con un rival que generó al menos dos ocasiones de gol, en los pies Hulk, que el potero David Ospina contuvo, en buenas intervenciones.

Pékerman necesitaba algo que cambiara a su equipo y lo buscó en la banca con el ingreso de Adrián Ramos, sin embargo, su ímpetu seguía siendo muy poco para aspirar al empate frente a una “canarinha” que no lo dominó, pero que tuvo la capacidad individual para aumentar la ventaja.

Desde la zaga central de los locales emergió David Luiz para ejecutar de manera excepcional un tiro libre y poner el esférico en el ángulo superior izquierdo, al minuto 69.

Pékerman no tuvo más opción que meter a otro delantero y prescindir de Teofilo Gutiérrez para meter a Carlos Bacca, quien le dio nueva vida al ataque al provocar el penal con el que su equipo se acercó por medio de James, al 79’.

El cierre fue con los colombianos volcados en terreno de Brasil, que terminó pidiendo la hora para salir con un triunfo, pero dejando muchas dudas de lo que podrá hacer ante Alemania, ante el cual tendrá que prescindir del suspendido Thiago Silva y ver la condición de Neymar, quien salió lesionado.

Con esto, los de casa se verán las caras con Alemania en la antesala de la final el próximo martes en Belo Horizonte.

fdr