MOGI DAS CRUZES, 4 de julio.- La pequeña Bélgica cree firmemente en la fuerza de un equipo para poder dar la gran sorpresa mañana ante la favorita Argentina de la superestrella Lionel Messi y avanzar a semifinales.

“Nuestra meta es quedarnos aquí. Tenemos el potencial para hacerlo y dar la sorpresa”, dijo el seleccionador, Marc Wilmots, en una rueda de prensa en el cuartel general del equipo belga cerca de Sao Paulo.

“Ante Argentina no tendremos presión”, afirmó Wilmots de cara al duelo de cuartos de final, la primera vez que los Diablos Rojos llegan a esa instancia en 28 años. “Pero ahora tenemos un equipo con una nueva mentalidad. Si hemos alcanzado los cuartos, no queremos quedarnos ahí”, aseguró. “No estoy para celebrar nada, estoy aquí para ganar partidos. Ser el segundo mejor no me interesa”, dijo exigente. “Debemos cambiar esa mentalidad belga de celebrar rápidamente cuando logramos algo. Podremos celebrar cuando ganemos el título o estemos en semifinales, pero no ahora.

Wilmots aseguró que su equipo no tiene miedo de Messi.

“Es un futbolista extraordinario, pero si me preguntan si prefiero un colectivo fuerte o un equipo marcado sobre todo por un jugador como Messi o (el brasileño) Neymar, siempre me quedaría con el colectivo”, dijo el técnico.

“Tenemos un grupo para pararlo. Hay misiones específicas, esperen y verán”, aseguró el estratega.

Uno de los hombres destinados a frenar a Messi es el veterano central Daniel van Buyten. “Messi es el mejor jugador del mundo. Es una gran motivación jugar ante él, pero no sólo es él”, subrayó. “Contra Suiza la diferencia la hizo (Ángel) Di María, y también está (Ezequiel) Lavezzi, (Gonzalo) Higuaín o (Rodrigo) Palacio. Es un ataque extraordinario”, afirmó el veterano.

Wilmots destacó que al igual que Argentina con Messi, también Bélgica cuenta con jugadores que pueden marcar diferencia como Kevin de Bruyne o Eden Hazard.

“Si Messi tiene un buen día... Cada año mete 40 goles. Si está bien, nos pondrá en problemas. El problema de Argentina ha sido encontrar el equilibrio”, aseguró.

El único jugador en duda por molestias físicas es Mousa Dembele, centrocampista del Tottenham, que tiene un problema en el cuádriceps. Wilmots restó trascendencia a las leves complicaciones de los defensas Jan Vertonghen y Toby Alderweireld, mientras que Thomas Vermaelen, del Arsenal, regresa tras perderse el encuentro de octavos ante Estados Unidos.