SALVADOR 3 de julio.- La selección de Bélgica retornó de inmediato a los entrenamientos, por lo que tuvo poco tiempo de celebrar la complicada victoria sobre Estados Unidos en la víspera, ya que el técnico Marc Wilmots dijo que quería llegar lo más lejos posible en la Copa del Mundo.

“Ahora que estamos en cuartos de final tenemos que tratar de llegar hasta el final”, aseguró el entrenador cuando su equipo ya empieza a preparar el partido contra Argentina en Brasilia.

“Esta generación está escribiendo su propia página en la historia del futbol belga y ha mostrado su potencial. Puse la vara alta a mis jugadores pero ahora voy a tener que subirla.Prefiero que elevemos nuestros objetivos en vez de buscar estar cómodos”, aseguró a periodistas.

“No hay mucho tiempo para recuperarse y tenemos que preparar el duelo con Argentina”, agregó.

Las preguntas sobre cómo enfrentar al argentino Lionel Messi aparecieron de inmediato dado el paralelo con el último gran desempeño de Bélgica en un Mundial, cuando alcanzaron semifinales en México 1986 para ser derrotados por la selección argentina por 2-0 en ese momento liderada por Diego Maradona.

“No estamos trabajando sobre Messi. Desafiaremos a Argentina como un bloque. Suiza demostró cómo jugarles, realizaron un muy buen partido.”