CIUDAD DE MÉXICO, 2 de julio.- La defensa del atleta sudafricano Óscar Pistorius presentó hoy un informe psiquiátrico en el que se descartan signos de ser una persona violenta.

El juicio que se sigue en el Tribunal Superior de Pretoria contra el atleta paralímpico por el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, contó con la presentación de pruebas por parte de la defensa para descartar que Pistorius asesinó premeditadamente a su pareja.

En el informe de los exámenes psiquiátricos realizados al deportista se advierte que "no se encontraron pruebas que indiquen que el señor Pistorius tenga un historial de agresiones anormales o violencia explosiva".

El documento destacó además que Pistorius "no presenta características de personalidad de narcisismo o psicopatía, asociadas generalmente a hombres con relaciones abusivas y que se han relacionado con asesinatos".

Este testimonio refuerza la declaración del fiscal, quien aseguró que el corredor no sufre algún trastorno mental.

El lunes pasado un equipo de expertos, conformado por tres psiquiatras y un psicólogo, concluyó que el velocista paraolímpico "no sufría ningún problema o enfermedad".

Agregó, tras examinar durante un mes a Óscar, que era capaz de distinguir entre el bien y el mal al momento de matar a su novia Steenkamp, la madrugada del 14 de febrero de 2013 "al confundirla con un ladrón en el baño", según declara el acusado.

En mayo, la defensa del sudafricano llamó al estrado a la psiquiatra Meryll Vorster, quien insinuó un "trastorno de ansiedad" en la noche del crimen, producido por su discapacidad y entre otras cosas, el divorcio de sus padres.

Ante esto, el fiscal reclamó una evaluación psiquiátrica completa de Pistorius, misma que aceptó la jueza Thokozile Masipa en busca de garantizar un "juicio justo".

cmb