SALVADOR, 2 de julio.- El seleccionador de Estados Unidos, el alemán Jürgen Klinsmann, se mostró orgulloso de la lucha de sus jugadores y lamentó haber desperdiciado varias oportunidades para empatar el partido ante Bélgica.

“Fue un drama, un thriller”, dijo sobre el triunfo de Bélgica por 2-1 en la prórroga que puso fin a la presencia de Estados Unidos en el Mundial de futbol de Brasil.

“Tuvimos suficientes posibilidades de igualar el encuentro al final”, dijo el alemán, que creyó en la igualada después de que Julian Green recortara distancias en el minuto 107.

“Fue un partido extremo, podemos sentirnos muy orgullosos de nuestro equipo”, afirmó Klinsmann.

El estratega alemán mencionó, no obstante, que Estados Unidos “no supo aprovechar la gran actuación de su portero Tim Howard”, que fue la única razón por la que Bélgica tuvo que esperar hasta los tiempos extra para ganar.

“Tim estuvo fenomenal”, afirmó Klinsmann, para agregar que “tuvo una actuación de antología”. Estuvo “extraordinario”, señaló Klinsmann.

Howard fue elegido el mejor jugador del partido.

“Él nos permitió mantener las esperanzas de ganar el partido, pero desperdiciamos la ocasión”, prosiguió Klinsmann. “Hizo unas 15 atajadas y me llevó a pensar que íbamos a tener la oportunidad”, finalizó.