SAO PAULO, 1 de julio.- Del 'Sou brasileiro' a las elaboradas letras de los argentinos, pasando por el inédito tema con el que los estadunidenses por fin dieron para animar a su selección. Todos los jugadores pueden rendir testimonio de cómo eriza la piel escuchar a miles de aficionados que se unen para entonar un cántico sincronizado.

Aunque la mayoría de los aficionados simplemente entonan el nombre de sus equipos, como el "Chi-chi-chi, Le-le-le" o el "Deutschland, Deutschland" alemán, algunos desarrollan temas más creativos para apoyar a sus propias selecciones y lanzar dardos a los rivales.

El truco es ser atrevido sin llegar a ser ofensivo, pues los cánticos de las selecciones nacionales son por lo general menos vulgares que los que entonan las ‘hinchadas’ de clubes a lo largo y ancho del mundo.

Aquí, un vistazo a algunos cánticos que se han escuchado en los estadios brasileños durante el Mundial.

Soy brasileño

Aparte de la atronadora manera en que cantan el himno nacional, los aficionados brasileños no han aprovechado su ventaja como anfitriones para imponerse a los cánticos de los aficionados rivales. La excepción es cuando se unen para entonar el clásico "Eu sou brasileiro, com muito orgulho, com muito amor".

La canción fue escrita hace 65 años por un profesor brasileño para un partido entre sus alumnos y estudiantes alemanes. Pero recientemente ha perdido su pegada entre aficionados que consideran que su letra es obsoleta y carece del brío rítmico que hace famosa en el mundo a la música brasileña.

En este Mundial, algunos hinchas entusiastas repartieron hojas antes de los partidos con letras alternativas, pero hasta el momento ninguna logró gran popularidad.

Brasil, decime que se siente

Argentina, el rival histórico de la verdeamarela, claramente lleva la ventaja cuando se trata del apoyo coral de sus aficionados. Los hinchas de la albiceleste tienen un impresionante repertorio de cánticos, e incluso cuentan con uno confeccionado específicamente para este Mundial.

"Brasil, decime qué se siente / tener en casa a tu papá", comienza la pegajosa letra, que recuerda las hazañas de Diego Maradona y el gol de Claudio Caniggia que eliminó a la ‘canarinha’ del Mundial de 1990.

"Te juro, que aunque pasen los años / nunca nos vamos a olvidar / Que el Diego te gambeteó / que Cani te vacunó / que estás llorando desde Italia hasta hoy".

Y como muchos de los cánticos argentinos, termina con el juicio sobre quién es el mejor futbolista de la historia: "A Messi lo vas a ver / la Copa nos va a traer / Maradona es más grande que Pelé".

La palabrota del saque de puerta

El grito de los aficionados mexicanos durante los saques de puerta tiene un solo objetivo: provocar al portero rival. El significado literal es de connotaciones homofóbicas, pero la palabra tiene varias interpretaciones.

Después de que el grito se escuchó en los encuentros del "Tri" en Brasil, la FIFA abrió un expediente disciplinario contra la federación mexicana, que es responsable de la conducta de sus aficionados dentro de los estadios. Sin embargo, el organismo rector del futbol mundial no tomó ninguna medida, pues afirmó que "no se considera un insulto en este contexto específico".

Los aficionados mexicanos, molestos de que la FIFA se diera a la tarea de investigar el asunto, cambiaron brevemente el grito por el de "Pepsi", el principal competidor de un importante patrocinador del torneo.

Durante su último partido por los octavos de final, la derrota 2-1 ante Holanda, usaron reiterativamente el grito, incluso en acciones que no eran saques de puerta.

El uruguayo mordelón

Colombia, una de las sensaciones del Mundial, no ha inventado nuevos cánticos en Brasil, pero sus numerosos aficionados se han hecho sentir tanto entonando el himno a todo pulmón como con su clásico tema rítmico que no incluye mayores letras: "Eh, oe, oe, oe, oa".

En los octavos de final, contra Uruguay, usaron una variación de una estrofa clásica de los cánticos latinoamericanos para burlarse de la sanción contra el delantero Luis Suárez: "Corococó, corococó, el que no salte es uruguayo mordelón".

El máximo goleador de lo que va del Mundial también tiene su propio lema entre los hinchas colombianos, que entonan "oooh James Rodríguez" al ritmo de "Seven Nation Army" de los White Stripes.

En las redes sociales ya apareció una canción espontanea tras el inesperado buen paso en el torneo: "James pensé".

Estados Unidos

El gritó de los aficionados de varios deportes en Estados Unidos resuena en Brasil: "I believe that we will win" (creo que vamos a ganar). Ese sencillo cántico se ha convertido en el himno de los estadunidenses que apoyan a su selección en el Mundial. Promovido por un canal deportivo y el grupo de simpatizantes American Outlaws, se ha escuchado fuerte y claro en los estadios cuando juega el equipo de las barras y las estrellas.

El mensaje puede ser un poco simple, pero al repetirlo una y otra vez con un ritmo constante se convierte en un lema contagioso, sobre todo cuando lo acompañan tambores de samba. Y de paso da a los aficionados estadunidenses una alternativa al muy básico "U-S-A, U-S-A".

fdr