CIUDAD DE MÉXICO, 1 de julio.- LeBron James tendrá un proceso totalmente distinto al que vivió en 2010 cuando sea otra vez agente libre y espere que el equipo con el que firme cubra el máximo salario al que aspira.

Los equipos que quieran contratar a James serán informados que la intención del delantero estrella del Heat desea ganar los 22.2 millones de dólares a los que aspira para la próxima campaña.

En 2010 James aceptó reducir el máximo monto económico al que aspiraba para unirse a Dwyane Wade y Chris Bosh con el Heat de Miami y ayudar al equipo a tener flexibilidad económica para reformarse y ser contendiente al título.

Hasta el momento James no tienen programadas reuniones con equipos que han mostrado interés en firmarlo y dejará que su representante Rich Paul sea quien decida la estrategia de las negociaciones. En 2010, James agendó seis reuniones con equipos en los primeros tres días de julio.

Las intenciones de James serán un golpe en los anhelos de algunos pretendientes. El delantero no ha sido el mejor pagado de sus equipos a lo largo de sus 11 años de carrera en la NBA.

Kidd se va a Milwaukee

La gerencia de los Bucks alcanzó un acuerdo con los Nets para que Jason Kidd sea su nuevo entrenador.