ROMA, 30 de junio.- El Milán anunció oficialmente el lunes que llegó a un acuerdo para la rescisión del contrato de Kaká, que jugará en el Sao Paulo hasta el próximo diciembre y después en el Orlando, equipo de expansión de la MLS.

AC Milán comunica que rescindió consensualmente, en la fecha de hoy, el contrato con Kaká", señaló el club a través de un breve comunicado publicado en su cibersitio.

Tras 307 partidos y 104 goles el volante brasileño de 32 años deja el Milán por segunda vez, club al cual llegó en el 2003, partió en el 2009 al Real Madrid y volvió cuatro años después, luego de una experiencia marcada por numerosos partidos en la banca bajo la dirección de José Mourinho.

Kaká, Jugador Mundial del Año en 2007, llevó a Milán al título de la Liga de Campeones y a tener éxito en la Serie A antes de unirse al Real Madrid en 2009. Ayudó además a la selección brasileña a ganar la Copa Mundial en 2002.

Siempre he sido un aficionado del Milán, gracias de todo corazón a todos", dijo Kaká. "Espero enviar pronto mensajes a Galliani (el vicepresidente del Milán Adriano Galliani) que le he enviado antes: Somos los campeones de Italia, somos los campeones de Europa.

Ha sido un año difícil para todos los aficionados de Milán, pero para mí regresar a Milán, alcanzar el total de más de 100 goles fue importante; era algo que no podía dejar de hacer: extender mi historia con este club".

Su regreso al club fue menos exitoso y fue arruinado por un paro forzoso por lesión durante el cual renunció a su salario. Milán terminó en la octava posición y no calificó a la competencia europea por primera vez en 16 años.

Mi decisión no está vinculada al hecho de que Milán no está jugando en la Liga de Campeones, es otra cosa", dijo Kaká. "Ya no vestiré más el número 22, quiero dejar este símbolo a los aficionados de Milán. Creo que vestiré el número ocho en Brasil y el 10 en Estados Unidos".

Tomé estas vacaciones para pensar las cosas. Siempre dije que algún día quería jugar en Estados Unidos y ahora llegué a un acuerdo para jugar allá. Ahora iré en préstamo a Sao Paolo y luego iniciaré mi aventura en Estados Unidos".

El acuerdo de la rescisión de su contrato se produjo en un almuerzo entre el vicepresidente del Milán, Adriano Galliani, y el padre y representante del jugador, Bosco Leite.

En su último contrato por dos años se estableció que Kaká podría rescindirlo al término de temporada si el Milán no se clasificaba para la Liga de Campeones.

En uno de sus peores campeonatos, el Milán quedó fuera de Europa al concluir en el octavo lugar, en el cual tampoco brilló Kaká, como había sido en el pasado, cuando ganó el Balón de Oro.

Kaká volverá a jugar en el equipo que militaba cuando en el 2003 partió a Italia, en el campeonato brasileño que está suspendido por la celebración del Mundial y se reanudará a finales de julio con la décima jornada.