PORTO ALEGRE, Brasil, 30 de junio.- Alemania tuvo que batallar 120 minutos para conseguir su pase a cuartos de final tras imponerse 2-1 a Argelia, que tuvo en su arquero Rais Mbolhi a su máxima figura, pues complicó mucho a los teutones.

Andre Schurrle marcó a los 92 minutos y Mezut Özil en el 120, por los germanos, mientras que Abdelmoumene Djabou descontó por los africanos al 121’, en el cuarto y último partido disputado en el Estadio Beira-Rio del Mundial de Brasil 2014.

Alemania quiso tomar la iniciativa, pero Argelia, con su buen orden defensivo, con dos líneas a partir de mitad de campo, cerró los caminos y además fabricó de ahí sus aproximaciones de peligro, apretando de forma continua y robando varios balones.

Los africanos aprovecharon su velocidad para superar a la zaga teutona. Slim Slimani tuvo bastante movilidad, en especial por la banda izquierda, donde se combinó con El Arabi Soudani.

Un susto para los germanos se dio en el minuto 17, cuando Slimani remató dentro del área, cabezazo picado que entró al arco pero fue invalidado por fuera de juego.

Los porteros fueron pieza importante de sus escuadras en la primera mitad. Manuel Neuer estuvo atento en las salidas para deshacer los avances donde sus zagueros fueron superados por velocidad, a la vez que Rais Mbolhi controló los disparos de media y larga distancia de los germanos.

Ésta vía fue la opción que tomaron los alemanes para tratar de tomar ventaja ante lo complicado de llegar al área. Toni Kroos, Mezut Ozil y Bastian Schweinsteiger los que más dispararon al arco del rival.

Cerca estuvo el gol al final del primer lapso. A los 43 minutos Mbolhi tuvo una doble intervención, pues tras rechazar un tiro de Kroos el balón fue buscado por Mario Gotze, cuyo remate fue tapado por el guardameta, mientras que casi enseguida un tiro de Mehdi Mostefa dio en la pierna de Boateng y salió a un metro del poste derecho.

El segundo tiempo inició con llegadas en ambos marcos. Alemania, con Andre Schurrle en el ataque, fabricó varios huecos y generó varias aproximaciones. Mbolhi desvió con las uñas un tiro de Lamm que amenazaba irse a las redes por el ángulo derecho al 51’.

Argelia tuvo también las suyas, con Slimani de manera insistente como el protagonista, pero no aprovechó.

Al 79’ y 82’ llegaron par de oportunidades muy claras para los alemanes, ambas desperdiciadas por su goleador Thomas Muller. La primera en un testarazo de frente al marco que tapó arriba a la izquierda el portero, mientras que en la segunda controló un balón dentro del área, pero cuando tiró lo hizo desviado a la izquierda.

Tras una batalla intensa donde faltó contundencia, el juego se fue a tiempos extra. Casi de inmediato llegó el 1-0, en una acción donde Muller puso servicio raso por izquierda, frente al arco llegó Andre Schurrle, cuyo remate se fue por fin a las redes al 92’.

Ozil pudo liquidar el partido a los 97 minutos en un contragolpe donde se encontró en posición de tirar cruzado, pero quiso eludir al capitán Raafik Halliche, quien no se llevó la finta y sacó el peligro, aunque el esfuerzo costó al argelino salir por lesión tras el cansancio.

El agotamiento tras el esfuerzo hecho por los africanos generó espacios que abrieron oportunidades a los alemanes, quienes hasta el 120, con un zurdazo de Mezut Ozil, definieron el encuentro.

Argelia se fue por el gol del descuento y lo logró un minuto más tarde, en un remate de Abdelmoumene Djabou a servicio de Sofiane Feghouli.

Con este tercer triunfo, los pupilos de Joachim Low aseguraron su pase a cuartos de final, donde se enfrentarán a Francia, que también tuvo un cerrado duelo ante Nigeria.

El choque entre los germanos y los galos será en el Estadio Maracaná el próximo viernes 4 de julio.

fdr