SALVADOR, 30 de junio.- Estados Unidos no sólo deberá superar la considerable estatura del portero Thibaut Courtois si quiere vencer a Bélgica en el Mundial, sino también un récord para su país.

El portero de 1.98 metros ha permanecido invicto los últimos 20 partidos internacionales con Bélgica, un registro que, dijo a periodistas, no tiene la intención de renunciar cuando los países se enfrenten mañana en Salvador por los octavos de final de Brasil 2014.

“Por supuesto que es genial no haber perdido nunca con los Diablos Rojos y espero que eso sea por mucho tiempo”, dijo el portero de 22 años quien debutó con Bélgica siendo un adolescente, ante Francia, a finales de 2011 con un empate sin goles.

Con otro invicto ante Corea del Sur en su último partido, el portero sumó un total 101 encuentros de una carrera en la que cosechó honores en la liga de España y jugó la final de la Champions en las semanas previas al Mundial.

Courtois es también el único portero del torneo de Brasil que no ha concedido un gol con balón jugado. Sólo fue vencido desde el punto penal por el argelino Sofiane Feghouli en el partido que abrió el grupo H en Belo Horizonte, el 17 de junio.

Eso es también genial, pero me di cuenta de que podría cambiar rápidamente. Hemos sido capaces de establecer una buena organización defensiva y dimos pocas posibilidades. Pero si eso falla, entonces me toca a mí parar la pelota”, dijo.

Me parece que si tengo más trabajo, soy capaz de concentrarme mejor, porque estoy en el flujo del partido. Pero estoy acostumbrado a largos periodos de tiempo sin ninguna acción en el Atlético. Estar completamente concentrado durante 90 minutos es una de mis cualidades.”

Su complexión alta, rápidos reflejos y un imponente control del área lo convirtieron en uno de los protagonistas de la temporada de clubes en Europa y un jugador del que se espera mucho a su regreso a su club matriz, el Chelsea, la próxima temporada.

Pero Courtois no quiere hablar de ello: “Estoy aquí en el Mundial con el equipo belga”.