FORTALEZA, 30 de junio.- Miguel Herrera culpó al árbitro portugués Pedro Proença de la eliminación de la Selección Mexicana ante Holanda. El estratega mexicano no reparó en críticas en contra del trabajo del silbante quien, a decir del Piojo, fue engañado por Arjen Robben al marcar un penal que a su parecer no existía.

El motivo más determinante  lo tuvo el señor del silbato. Hoy es el árbitro el que nos deja fuera del Mundial, porque si bien su primer gol es bueno en un descuido nuestro, el partido podía irse al alargue para estar concentrados y replantear el juego. Pero si el árbitro te va condicionando con faltas que no hay y al final te inventa un penal de ese tamaño, pues obviamente te vas por esa circunstancia.”

“Por lo menos esperemos que la comisión de árbitros de FIFA lo vea y este señor se vaya a su casa al igual que nosotros”, agregó un Herrera molesto.

Con la cabeza un poco más fría, Herrera reconoció que a su equipo le falto oficio en los minutos finales del encuentro, dejaron respirar a una Holanda que parecía moribunda y a su merced. “Nos falta por ahí ese oficio de los equipos que ya lo tienen como Argentina, Uruguay. Son los últimos cinco minutos, se acabó el partido y no se juega más. Faltaban cuatro minutos reglamentarios más lo que pudiera compensar y esos minutos no tendrían que haberse jugado, llevar el balón a la esquina, haber hecho lo que los equipos importantes hacen y a lo mejor estaríamos hablando de otra cosa. Entonces fueron distracciones nuestras de abandonar cosas importantes que obviamente el equipo rival podía ser peligroso”, declaró.

Miguel no dejó pasar la oportunidad de reclamar el desempeño que tuvieron los árbitros en los cuatro partidos que sostuvo el tricolor en Brasil 2014. “Hay que decirlo como fue, del tamaño y de las letras que son: de cuatro partidos en tres tuvimos arbitrajes muy desastrosos. Robben se tiró tres clavados y pareció que el tercero fue el vencido porque fue el que marcó. Se tiró tres veces y tenía que haberlo amonestado. Cuando mandan a un árbitro de la misma confederación que un equipo te entra la duda de para qué traen a los de otras confederaciones; los sudamericanos, africanos y asiáticos”, dijo.

Miguel no quiso confirmar que permanecerá en la dirección técnica de la Selección Mexicana, algo que ya es un hecho tras lo logrado en Brasil 2014; pero destacó el gran desgaste que tuvieron sus pupilos en los cuatro partidos mundialistas.

Estoy contentó y tranquilo por el desempeño de los muchachos, pero tuvimos errores que llevan a que no saquemos el triunfo. De esto nada tiene que ver Holanda, que es un equipo que hizo bien las cosas, que trabajó a pesar de ser superado por México, pero no dejó de luchar y al final tuvo su recompensa.”