BELO HORIZONTE, 29 de junio.- El portero Julio César se transformó en héroe de Brasil al contener dos penaltis en la definición ante Chile (3-2) y darle al conjunto local su angustiosa clasificación a los Cuartos de Final del Mundial.

Luego de igualar en un tanto en los 120 minutos reglamentarios, el portero del Toronto canadiense contuvo los disparos de Mauricio Pinilla y Alexis Sánchez. El poste, además, rechazó el de Gonzalo Jara, para permitir el triunfo de la 'Canarinha' en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

De esta manera, Brasil confirma ser la 'Bestia Negra' de Chile, ya que lo ha eliminado las cuatro veces que logró superar la primera fase (1962, 1998, 2010 y 2014).

El primer tiempo comenzó con una presión de Brasil en el medio del campo con la intención de no dejar jugar a un rival que pretendía hacerse con el control del balón.

FOTOGALERÍA: Los goles de la victoria brasileña

La primera situación de riesgo fue un disparo de Marcelo que se fue cerca de la portería defendida por Claudio Bravo.

Marcelo Díaz respondió para el conjunto chileno con otro disparo al minuto siguiente que también se fue desviado.

La intensidad del partido fue en crecimiento y también las protestas por parte de ambos banquillos.

Una caída de Vargas por un empujón de David Luiz de un lado y una entrada de Mauricio Isla a Hulk del otro despertaron las protestas de penaltis.

Todo parecía nivelado hasta que en el minuto 18 un tiro de esquina ejecutado por Neymar fue anticipado de cabeza por Thiago Silva y luego conectado por David Luiz, con complicidad de Gonzalo Jara, en la línea para poner a Brasil en ventaja.

57 mil 714 espectadores

El Estadio Mineirao explotó con la ventaja inicial del local que le daba mayor tranquilidad al conjunto dirigido por Luiz Felipe Scolari.

Un arranque explosivo de Neymar tras una cesión de Fred de cabeza terminó con un disparo que se fue apenas desviado.

La estrella de la 'Canarinha' fue muy golpeado en la primera mitad de hora del partido, al punto que recibió cinco entradas, la primera de ellas por parte de Gary Medel, que lo dejó dolorido en el comienzo del encuentro.

En el minuto 32, un lateral con un error entre Marcelo y Hulk derivó el balón en Eduardo Vargas, que envió un centro atrás para que Alexis Sánchez, con remate cruzado antes del cierre de Thiago Silva, estableciera el empate dejando estéril la estirada de Julio César.

Los temores de la defensa chilena, principalmente de Fernando Silva con la difícil marca de Neymar dejaba siempre la sensación de que Brasil podría volverse a poner en ventaja.

Primero un centro de Oscar que golpeó Neymar de cabeza para pegar en Jara para irse al córner y luego un remate de Fred que se fue por el travesaño fueron posibilidades que desperdició la selección local.

La ansiedad junto con impotencia de Brasil y la angustia entremezclada con impericia de Chile dejaron en tablas este intenso primer tiempo en el estadio Mineirao.

En el segundo tiempo, Brasil salió decidido a lograr la diferencia aunque carente de ideas ofensivas.

En el minuto 54 un tiro cruzado derivó en Hulk que definió cruzado, pero el árbitro inglés Howard Webb invalidó la acción porque bajó el balón con la mano.

Con la posesión del balón, Chile tuvo su oportunidad en el minuto 64 tras una combinación de Vidal e Isla que le quedó a Aranguiz que sacó un disparo que logró desviar con lo justo Julio César.

Los cambios de Felipão con los ingresos del local Jo y Ramires no le dieron resultado al conjunto local que se mostró con muchas carencias en creación para quebrar la resistencia del rival.

Y en las dos oportunidades que consiguió quebrar la prolija línea defensiva de Chile, apareció el portero Bravo primero ante un golpe de cabeza de Neymar y luego ante un disparo de Hulk.

Sampaoli apostó por oxigenar el medio y la ofensiva con los ingresos de Felipe Gutiérrez y Mauricio Pinilla por los extenuados Eduardo Vargas y Arturo Vidal.

Chile recuperó su solidez defensiva, impulsado por su gran patrón y referente que fue Gary Medel.

El juego del conjunto visitante tuvo en Alexis Sánchez un gran despliegue físico y un jugador brindado para el equipo.

De esta manera se fue extinguiendo el tiempo regular con un Neymar desaparecido en la segunda etapa, y el suplementario se tornó inevitable.

"El campeón tiene que hacer un gol", gritó la torcida y sólo la rebeldía de Hulk fue la respuesta de la Canarinha desde el campo de juego en los primeros 15 minutos del alargue.

Un remate de cabeza de Oscar a las manos del portero chileno y una gran respuesta ante un remate del mencionado Hulk fueron las únicas oportunidades de Brasil para desnivelar.

Chile sintió el desgaste realizado durante el encuentro y sólo contó con un tiro libre de Alexis Sánchez que se fue desviado.

El ingreso de Willian por Oscar fue la última apuesta de Scolari para los últimos 15 minutos, mientras que Sampaoli debió cambiar al lesionado 'gladiador' Gary Medel por José Rojas.

Los últimos instantes previos a los penaltis fueron a pura angustia y cansancio donde Brasil por impericia y Chile por temor no llegaron al arco.

A excepción de una combinación explosiva de Alexis con Pinilla que sacó un disparo furibundo que dio sobre el travesaño, y una aparición de Ramires que sacó un remate que se fue muy cerca.

En los penaltis, Julio César fue el gran héroe de Brasil que, luego del remate de Gonzalo Jara al palo y desviar el último tiro, le dio la angustiosa clasificación al local y la decorosa eliminación a Chile.

Ficha técnica:

1 (3). Brasil: Julio César; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Fernandinho (Ramires, m.71), Oscar (Willian, m.105); Hulk, Neymar y Fred (Jo, m.63).

Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.

1 (2). Chile: Claudio Bravo; Gonzalo Jara, Francisco Silva y Gary Medel (José Rojas, m.107); Mauricio Isla, Arturo Vidal (Mauricio Pinilla, m.86), Marcelo Díaz, Charles Aránguiz y Eugenio Mena; Eduardo Vargas (Felipe Gutiérrez, m.55) y Alexis Sánchez.

Seleccionador: Jorge Sampaoli.

Goles: 1-0, m.18: David Luiz. 1-1, m.32: Alexis Sánchez.

Tanda de penaltis: 1-0: David Luiz. 1-0: Pinilla, para Julio César. 1-0: Willian, desviado. 1-0: Alexis Sánchez, para Julio César. 2-0: Marcelo. 2-1: Aranguiz. 2-1: Hulk, para Bravo. 2-2: Marcelo Díaz. 3-2: Neymar. 3-2: Gonzalo Jara, al poste y fuera.

Árbitro: El inglés Howard Webb mostró tarjeta amarilla a Hulk, Luiz Gustavo, Jo y Dani Alves en Brasil; y a Mena, Silva y Pinilla en Chile.

 

“Antes de los penales, Júlio César  dijo que atajaría tres”

El arquero Júlio César le aseguró a sus compañeros de la selección brasileña que sería el héroe de una tensa tanda de penales que le permitió al Scratch avanzar a los cuartos de final de la Copa del Mundo, dijo el capitán Thiago Silva.

Júlio César atajó los penales lanzados por Alexis Sánchez y Mauricio Pinilla en el triunfo 3-2 de Brasil sobre Chile en la definición desde los 11 pasos, después de que en los 120 minutos del partido terminaran 1-1.

“Antes de los penales, Júlio dijo: voy a atajar tres”, recordó Thiago Silva.

“Estaba predestinado. Chile fue un gran equipo, pero nosotros encontramos la fortaleza. Lo más importante es que el grupo está unido, independiente de cualquier error”, agregó.

Silva señaló que el partido, jugado ante una multitud apasionada en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, fue un momento único para la selección brasileña.

“Sufrimos, sabíamos que Chile nos presionaría. Merecen crédito (...) Sabemos que son jugadores con mucho movimiento y que nos complicarían a mí y a David (Luiz). El fue hoy (ayer) un guerrero”, sostuvo.

“Esto se va a poner más difícil. Tenemos tres partidos por delante para hacer realidad nuestros sueños y los sueños de los brasileños”,agregó.

Chile estuvo muy cerca de quedarse con el triunfo segundos antes del final con un remate en el travesaño del delantero Mauricio Pinilla, un momento en el que según Luiz Gustavo vio eliminada a su selección del Mundial.

“Con un remate como ese te imaginas un montón de cosas, que el sueño de millones de brasileños termina de esa manera”, mencionó. “Pero sacamos fuerzas de esto y ahora sabemos que será más y más difícil”.

Llora el arquero brasileño

El guardameta Júlio César, convertido en el héroe de la dramática victoria de Brasil sobre Chile, celebró entre lágrimas el triunfo.

“Sé que mi historia en la selección no terminó”, afirmó con dificultades para hablar por las lágrimas que le brotaban.

“Cuatro años atrás di una entrevista muy triste y desconsolado, pero ahora la hago con felicidad”, indicó en referencia a la precoz eliminación de Brasil en Sudáfrica 2010, cuando el portero fue señalado como el gran responsable del fracaso.

El arquero reconoció que “estaba muy preocupado” cuando fue convocado nuevamente a la selección brasileña después de lo ocurrido en 2010. “Me preparé mucho y le agradezco al entrenador haberme dado tanta confianza. Mis compañeros también son increíbles”.