RÍO DE JANEIRO, 29 de junio .- Ya no tenía caso hurgar en la herida que dejó el asunto bochornoso de Luis Suárez. El estratega Óscar Washington Tabárez aceptó con resignación el resultado.

Colombia nos ha vencido bien, no hay nada más que discutir. Les deseo la mejor de la suerte ahora que les corresponde enfrentar al anfitrión. Puede llegar muy lejos.”

Las cosas han terminado de este modo para un equipo uruguayo que supo dar un gran Mundial en Sudáfrica 2010 y obtener la Copa América en Argentina 2011.

“No hay mucho más qué decir. Son ciclos que se cierran. Ahora con Colombia dejamos uno más y tenemos que replantear muchas cuestiones. Nos han ganado bien y no tenemos nada que argumentar a nuestro favor. Sin embargo, creo que hicimos un partido valiente, provocando algunas acciones.”