FORTALEZA, Brasil, 28 de junio.- Con gran ánimo y comunión en todo el grupo, la Selección Mexicana realizó su última práctica antes de verse las caras con su similar de Holanda, en los octavos de final del Mundial Brasil 2014, este domingo.

El estadio de la Universidad de Fortaleza fue el escenario donde el conjunto nacional cerró su preparación con un gran ambiente, festejando los 38 años del auxiliar técnico, Santiago Baños, quien debió pasar por ‘fila india’ para recibir golpes, patadas y agua, además de un "ehhhhhhhhhh puuuuuu....".

Incluso el técnico Miguel Herrera pidió a la prensa que vieran como era ‘felicitado’ su asistente, un ejemplo de lo que vive al interior del grupo a horas del decisivo juego que sostendrán este domingo.

Sólo se permitieron los primeros 15 minutos, ya que el resto del entrenamiento fue a puerta cerrada, donde el ‘Piojo’ afinará los puntos finos en su estrategia para el cotejo de esta segunda ronda.

Holanda y México se verán las caras sobre la cancha del Estadio Castelao cuando las manecillas marquen las 13:00 horas (11:00 del centro de México), con arbitraje del portugués Pedro Proença.

fdr