SAO PAULO, 28 de junio.- El delantero estadunidense Jozy Altidore estará probablemente disponible el martes para los octavos de final del Mundial contra Bélgica, después de haberse perdido los dos partidos anteriores por lesión.

Somos muy optimistas. Progresa mucho todos los días y tenemos muchas esperanzas de que pueda participar en el partido contra Bélgica”, declaró el técnico del equipo de las barras y las estrellas, el alemán Jürgen Klinsmann.

Altidore se lesionó los isquiotibiales durante el primer partido contra Ghana el 16 de junio, y no jugó contra Portugal ni contra Alemania.

Jones listo a pesar de fractura

El mediocampista Jermaine Jones sufrió la fractura de la nariz en la derrota ante Alemania, pero estará para jugar ante Bélgica.

Jones y el también mediocampista Alejandro Bedoya debieron ser examinados en la cancha luego que los dos chocaron entre sí durante el segundo tiempo de la derrota de 0-1 ante Alemania en Recife.

Michael Kammarman, el portavoz de la Federación Estadunidense de Futbol, informó que Jones ha sido examinado tres veces desde entonces y detalló que no usará una máscara protectora para el partido, ante el asombro de todos.

Les urge mejorar el ataque

El equipo estadunidense generó 72 llegadas durante los tres partidos de la primera ronda, lo que lo coloca en el lugar 31 de los 32 equipos del Mundial, sólo por delante de las 69 de Costa Rica, de acuerdo a cifras de la FIFA.

El equipo suma apenas 21 llegadas por la banda izquierda y 29 por el centro, para estar empatados en último lugar con Irán.

Mientras en la banda derecha, Fabian Johnson es el mejor proveedor de ataques norteamericanos hasta el momento.

En el duelo ante los teutones, Estados Unidos se fue por primera vez sin gol en sus últimos ocho partidos de Mundiales.

Definitivamente es algo que tenemos que aprender del partido anterior. Estuvimos muy atrás, especialmente los primeros 20 minutos y trabajaremos en eso para poner más presión y crear ocasiones de gol”, dijo el técnico Jürgen Klinsmann.