BRUSELAS, 28 de junio.- El primer ministro belga, Elio Di Rupo, retó al presidente estadunidense, Barack Obama, a aceptar una apuesta por el partido de octavos de final que disputarán Bélgica y Estados Unidos en el Mundial de Brasil 2014, al ofrecerle unas “buenas cervezas belgas” si gana el equipo norteamericano.

El jueves Bélgica venció a Corea del Sur 1-0 para terminar la primera ronda como líderes del Grupo H, por lo que se medirá a Estados Unidos después de que el equipo dirigido por Jürgen Klinsmann relegó a Portugal a la tercera posición del Grupo G por diferencia de goles pese a haber perdido frente a Alemania en la última jornada de la fase de grupos en el Mundial.

Hey, @BarackObama ¡Te apuesto unas buenas cervezas belgas a que nuestros @BelRedDevils conseguirán pasar a cuartos de final!”, fue el mensaje vía Twitter de Di Rupo.

Hasta el momento, el presidente de Estados Unidos no había contestado al reto lanzado por su colega europeo.

Podría haber sido advertido de abstenerse de tal apuesta, ya que Bélgica es favorita para el partido del próximo martes.

Obama también debería saber de que la mayoría de las cervezas belgas tienen una gran cantidad de alcohol, y no quedó claro qué cervezas ofreció Di Rupo en la apuesta.

Dudas por lesión con Diablos

Los defensas Anthony Vanden Borre, Vincent Kompany, Thomas Vermaelen y Laurent Ciman, que padecen distintas dolencias, son duda para el choque de octavos de final que Bélgica jugará contra Estados Unidos.

Vanden Borre padece una dolencia en el tobillo; Kompany y Cimen están aquejados de una sobrecarga en la ingle, y Vermaelen sufre una molestia muscular en el muslo.

A pesar de todo, el técnico Marc Wilmots tiene fe en contar con todos ellos para el duelo ante los estadunidenses.

“Espero tener a todos el día antes del partido”, dijo el técnico. “Lombaerts y Van Buyten han demostrado que podemos contar con ellos. Chadli puede solucionar problemas como lateral derecho y Dembele puede hacerlo por la izquierda”.