SAO PAULO, 27 de junio.- La selección de México dejó, entre aplausos, su sede de concentración en la ciudad de Santos, estado de Sao Paulo, con destino a Fortaleza, donde disputará el próximo domingo el encuentro de los octavos de final de Brasil 2014 contra Holanda.

El equipo del técnico Miguel Herrera se entrenó por última vez en el campo "Rei Pelé" del club Santos y realizó trabajos tácticos de cara al duelo en el que la defensa tendrá la misión de prestar especial atención al atacante Arjen Robben, la figura de Holanda.

Nosotros buscaremos hacer historia, pasar a los cuartos de final, tenemos el objetivo de llegar lejos y primero debemos superar a Holanda", declaró el delantero Oribe Peralta, uno de los más solicitados por los aficionados.

El más buscado a la salida del hotel de la playa de Gonzaga, la más exclusiva de Santos, fue el portero Guillermo Ochoa, quien volverá contra Holanda a actuar en el Estadio Castelao de Fortaleza.

Allí "Memo" fue el héroe mexicano en el cero a cero frente a Brasil, en la fase de grupos, con cuatro paradas de antología.

Durante los 90 minutos del ensayo matutino, el entrenador Herrera probó al centrocampista Carlos Salcido en reemplazo de José Vázquez, suspendido.

México clasificó segundo en el grupo A con una victoria 1-0 frente a Camerún, un empate sin goles ante Brasil y una victoria 3-1 contra Croacia.

ald