CIUDAD DE MÉXICO, 27 de junio.- El piloto francés Sébastien Ogier, integrante del equipo Volkswagen, quiere finiquitar su segunda corona dentro del Campeonato Mundial de Rallies lo antes posible, y para ello tiene en mente ampliar aún más su ventaja respecto a su compañero finlandés Jari-Matti Latvala en el Rally de Polonia.

El actual campeón del orbe finalizó en el liderato de las tres primeras etapas cronometradas de la séptima fecha del calendario, con una ventaja de 2.8 segundos respecto al tercer Polo R WRC manejado por el noruego Andreas Mikkelsen.

“Estoy muy feliz con el inicio que hemos tenido en el rally, no podía haber sido mejor. Mañana debemos continuar con este ritmo en alto y ver para adelante”, expresó Sébastien.

Latvala, segundo de la clasificación general de pilotos con una desventaja de 33 puntos contra Ogier, está en la octava posición a más de 23 segundos del puntero, la mayor parte de este tiempo perdido apenas en el primer tramo cronometrado de 14.54 kilómetros de longitud.

“Ogier iba muy rápido. No tuve la confianza necesaria para atacar y decidí conservar el coche ante las sensaciones que tenía. Ha sido un mal inicio”, exclamó el finlandés quien deberá ir los siguientes días contra corriente para no verse tan distanciado en la suma de puntos.

El segundo sector cronometrado de la jornada dejó fuera a la estrella local Robert Kubica. El ex competidor de Fórmula 1 marchaba en la cuarta posición hasta que volcó su Ford Fiesta; sin embargo, logró enderezarlo para sólo perder 28.3 segundos.

“El coche se salió  y nos fuimos directamente a una zanja en la que volcamos. Tendría que haber ido recto, pero intenté recuperarlo. Tuvimos que pedirle a los seguidores que nos ayudaran”, exclamó Kubica, favorito sentiemental de esta fecha.

La tercera posición de la competencia es para el británico Kris Meeke, competidor de Citroën.

La jornada programada para hoy en Polonia tendrá siete especiales cronometradas.