BELO HORIZONTE, 27 de junio.- El delantero chileno Alexis  Sánchez admitió que teme que el arbitraje del duelo ante Brasil, este sábado en octavos de final del Mundial, pueda perjudicar a su equipo en favor del conjunto anfitrión del torneo.

“Brasil es un equipo con una calidad impresionante, también en defensa. Estoy muy contento de poder jugar contra ellos. Lo único que temo es el

arbitraje”, señaló el atacante del Barcelona en una conferencia de prensa en Toca da Raposa II, el centro de entrenamiento del equipo chileno.

Chile mostró su descontento en los últimos días por el arbitraje del partido perdido 2-0 ante Holanda en Sao Paulo, en la tercera jornada de la fase de grupos, que le relegó al segundo lugar del Grupo B y le obligó a cruzar su camino con el gran favorito.

En el anterior Mundial, en Sudáfrica 2010, brasileños y chilenos ya se enfrentaron en los octavos, con triunfo de los primeros por 3-0. Alexis fue titular y no pudo batir en aquel partido al arquero Julio Cesar.

“El Mundial de Sudáfrica no lo disfruté tanto como el de ahora. Sigo con fe y ojalá todo Chile sea igual, que vamos a levantar la Copa”, afirmó el volante del Barcelona.

Helicóptero espía

A punta de balonazos los jugadores de Chile practicaron tiro al blanco con un helicóptero de un servicio noticioso que voló demasiado bajo y obligó a interrumpir el entrenamiento de ayer.

“Quisimos pegarle con la pelota, pero no pudimos”, comentó entre risas el lateral Mauricio Islas.

“Fue algo que no pasó a mayores. El que más se asustó fue el entrenador (Jorge Sampaoli) que es muy metódico y estaba trabajando en la táctica”, agregó. “No quiere que sepan cómo vamos a plantear el partido.”

El jefe de comunicaciones de Chile, Héctor Olave, explicó que se trató de un helicóptero de la cadena brasileña O Globo la cual ofreció una disculpa por haber alterado el entrenamiento durante unos minutos.