BRASILIA, 26 de junio.- Ghana expulsó a Sulley Muntari y Kevin-Prince Boateng del Mundial de Brasil por motivos disciplinarios, apenas horas antes del partido decisivo por la fase de grupos que la selección africana disputaba el jueves contra Portugal.

Al día siguiente que todo parecía resuelto tras una rebelión de los futbolistas por el pago de los bonos, la federación de Ghana divulgó dos comunicados en lo que informó que los dos astros de la selección habían sido "suspendidos... indefinidamente de las Estrellas Negras de manera inmediata".

Muntari fue suspendido "a raíz de un agresión física, sin que mediara provocación, a un miembro del comité ejecutivo (de la federación) y a un administrador de las Estrellas Negras, el señor Moses Armah" el martes, indicó un comunicado.

El otro comunicado indicó que Boateng fue sacado del plantel por "una serie de insultos verbales contra el técnico Kwesi Appiah" durante un entrenamiento esta semana.

Boateng no tuvo ningún tipo de remordimiento por lo que hizo, lo que derivó en la decisión", añadió el comunicado.

A ambos jugadores se les anuló su acreditación mundialista.

Ghana, que alcanzó los cuartos de final en el Mundial de 2010, necesita vencer a Portugal el jueves para poder seguir en competencia en Brasil, dentro del Grupo G. Muntari estaba suspendido por doble amonestación.

El equipo estaba en crisis debido a las quejas de los jugadores, de que no había recibido los bonos que se les habían prometido por actuar en el Mundial.

La federación de Ghana debió apelar ante la FIFA por un adelanto de los 8 millones de dólares que tiene garantizado recibir por la participación en el torneo, para así pagarle lo que le adeuda a los jugadores.

La FIFA dijo el miércoles que el pedido de Ghana se encontraba "bajo evaluación".

El viceministro de deportes de Ghana había informado previamente que unos 3 millones de dólares en efectivo fueron transportados por avión a Brasil para pagar los bonos y así evitar una huelga de jugadores.

ald