SAN FRANCISCO, 26 de junio.- Tim Lincecum lanzó su segundo partido sin hit frente a los Padres de San Diego en menos de un año, y permitió un corredor en las bases para que los Gigantes de San Francisco blanquearan 4-0.

Lincecum (6-5) nulificó al equipo con los bats más débiles de las Grandes Ligas, al que le recetó seis ponches y solamente le otorgó un boleto.

El derecho realizó 113 lanzamientos en este triunfo. El 13 de julio pasado en San Diego, mandó hizo lanzamientos al plato y nadie le pegó un imparable, en el partido en el que regaló cuatro bases y recetó 13 ponches.

Lincecum se convirtió en el segundo lanzador en la historia de las Grandes Ligas que consigue dos sin hits ante el mismo equipo. El miembro del Salón de la Fama, Addie Joss, lo hizo por Cleveland contra los Medias Blancas con un juego perfecto en 1908 y un juego sin hits en 1910.

El jugador de 30 años entró también a una lista donde es apenas el cuarto junto con Sandy Kouffax, Randy Johnson y Roy Halladay, en ganar dos o más trofeos Cy Young y lanzar dos o más juegos sin hit.

Además, Lincecum ha ganado en dos ocasiones la Serie Mundial (2010 y 2012).

Este fue el tercer partido sin hits en las Mayores este año. Clayton Kershaw lo hizo hace exactamente una semana y su compañero de equipo de los Dodgers, Josh Beckett, lo realizó a principios de temporada.

Lincecum retiró a los últimos 23 bateadores después de caminar Chase Headley en la segunda entrada. Aunque los Padres conectaron un par de elevados profundos, los  jardineros de San Francisco no tuvieron necesidad de hacer ninguna jugada excepcional para preservar la joya.

Lincecum ponchó al bateador emergente Chris Denorfia para abrir la novena entrada. Yasmani Grandal, quién también llegó desde el dugout,  siguió con un rodado que Lincecum tomó y sacó el out en primera base.

Will Venable fue el siguiente, y lo retiró en una rola fácil a la segunda base. El diestro dio unos pasos hacia la primera, se detuvo a observar y se llevó el guante a la cara cuando todo terminó.

El catcher Héctor Sánchez pronto abrazó a Lincecum y el resto de los Gigantes se unieron a la celebración.

Lincecum lanzó el 16  juego sin hit en la historia del equipo de los Gigantes. Sólo un lanzador había lanzado dos de ellos, Christy Mathewson de los Gigantes de Nueva York hace más de 100 años.

Pablos Sandoval con doble y Héctor Sánchez con sencillo produjeron una carrera cada quien y Buster Posey, quien jugó en la inicial  y se fue 4-4, con un doblete produjo un par más.

La derrota fue para el abridor Ian Kenndy  (5-9), quien pemitió cuatro carreras en seis entradas y un tercio.

“En este momento sólo puede decir que esto es genial”, dijo Lincecum al final del partido.