PORTO ALEGRE, Brasil, 26 de junio - El delantero Ezequiel Lavezzi le arrojó un chorro de agua a Alejandro Sabella mientras recibía indicaciones en el partido en que la selección argentina venció el miércoles 3-2 a Nigeria, para que el entrenador se relajara un poco en la definición del Grupo F del Mundial.

Lo vi demasiado nervioso, tenía que descomprimir un poquito", afirmó el atacante entre risas después del encuentro en el estadio Beira-Rio de Porto Alegre.

Lavezzi, quien había ingresado como sustituto del lesionado Sergio Agüero en el primer tiempo, apretó el recipiente de plástico con el que estaba tomando agua y mojó al entrenador, haciéndose el distraído, según mostraron las imágenes de la televisión.

El hecho ocurrió con el cotejo interrumpido, a los 70 minutos, en momentos en que Sabella le daba indicaciones al jugador del Paris Saint Germain para reacomodar la ofensiva.

Pese al chorro de agua que lo mojó, Sabella siguió adelante con sus explicaciones, como si nada.

Consultado sobre si pensaba que el técnico podría tomar alguna reprimenda por la broma, Lavezzi respondió sonriente: "No creo que me rete, está acostumbrado". 

La acción del ariete argentino originó burlas y mofas en redes sociales, con los ya tradicionales memes.