SANTOS, 25 de junio.- Hace menos de un año el defensa Miguel Layún nunca se imaginó que su cumpleaños 26 lo iba a festejar en Brasil y menos en una Copa del Mundo con México, algo que hoy hizo junto a una decena de aficionados, que se dieron cita en el entrenamiento.

Con “Las mañanitas” incluidas, el jugador veracruzano tuvo sin duda uno de sus cumpleaños más especiales, cuando pocos apostaban que algún día fuera a disputar un torneo de tal magnitud, pero su nivel futbolístico lo respaldó.

Luego de llegar por la tarde del martes a esta ciudad, el Tricolor retornó este día a los trabajos en el centro de entrenamiento "O Rei Pelé", donde el equipo fue separado en dos secciones.

Mientras los que fueron titulares en el triunfo ante Croacia sólo realizaron un trabajo regenerativo en busca de sacar el cansancio y los golpes, el resto, que no jugó o entro de cambio, tuvieron una mayor intensidad, sobre todo con disparos a portería.

Estaba previsto que los medios de comunicación sólo estuvieran presentes los primeros 15 minutos, sin embargo, al final se decidió que podían ver toda la sesión, al igual que algunos seguidores de México, que desde afuera pedían entrar para estar más de cerca con su equipo.

El hombre del día fue Layún, quien festejó un año más de vida, por los que sus compañeros lo felicitaron con una "pamba" en “fila india", además que le cantaron “Las mañanitas" de parte de sus compatriotas.

Uno de los aspectos que el técnico Miguel Herrera debe resolver para el duelo ante el cuadro tulipán es el jugador que sustituirá en el mediocampo al suspendido José Juan Vázquez, quien en el duelo ante los croatas vio su segunda tarjeta amarilla y por consiguiente se ganó un partido de suspensión.

La escuadra de la Concacaf continuará este jueves con sus trabajos de preparación, para viajar el viernes a Fortaleza, donde el domingo medirá fuerza con Holanda, en duelo de octavos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

cmb