CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio.- La fiebre del Mundial está conquistando a Estados Unidos y ya están ideando formas de ver el juego ante Alemania.

No sólo la televisión estadunidense registró los índices más altos para un partido de futbol cuando la selección enfrentó a Portugal. Las redes sociales también han sido inundadas por comentarios referentes al Mundial de Brasil y la situación del equipo estadunidense. Ahora, un aficionado ha pedido al presidente Barack Obama que declare el jueves día festivo nacional para ver el encuentro decisivo contra los germanos.

El sitio de peticiones ciudadanas a la Presidencia incluye una iniciada el lunes, que cuenta con más de 3,400 solicitantes, en la cual  recuerdan que “Estados Unidos enfrenta a Alemania con una posibilidad de superar la etapa de eliminatorias” del Campeonato Mundial que se disputa en Brasil.

La demanda proviene del usuario identificado como josh9308.

En Estados Unidos cualquier ciudadano puede publicar una petición y de alcanzar más de 100 mil firmas es entregada al gobierno.

“En todo el país habrá millones de personas que no podrán ver el partido, que no podrán disfrutar la hermandad con sus compatriotas porque (el encuentro) será al mediodía”, continúa el escueto documento.

“La gente va a tomarse pausas largas para irse a comer, va a pasarse buscando el juego en internet. Habrá quienes se tomen el día, argumentando que están enfermos”, añade la solicitud al Presidente que ha recibido menos del uno por ciento de los votos requeridos para ser considerada por la Casa Blanca y recibir una posible respuesta.

Los peticionarios indicaron al presidente Obama que él puede “ahorrarles el problema” que suscitaría el ausentismo laboral.“Declare el jueves día festivo”, propusieron los aficionados.

“Hagamos esto de la manera correcta, una pausa en el trabajo y todos juntos a ver el partido” termina la petición.

Hasta la mañana de ayer la solicitud había recogido cerca de 3,400 firmas, muy por debajo de las necesarias. Aun llegando a las 100 mil necesarias es poco probable que el gobierno haga caso a la petición, pues no tiene la urgencia necesaria para que el jueves sea declarado día de asueto.

El partido es decisivo para Estados Unidos, que necesita al menos el empate para acceder a la fase de octavos de final.

Los estadunidenses ya se veían en los octavos de final en el duelo ante Portugal, pero un gol de Silvestre Varela cuando quedaban 30 segundos en el reloj le dio el empate a los lusos, que mantienen aspiraciones en el Grupo G junto con el conjunto de Ghana.

Estados Unidos tiene cuatro puntos y quedó segundo, debajo de los alemanes que son primeros por la diferencia de goles.