SAO PAULO/MANAOS, 25 de junio.- El centrocampista Granit Xhaka asumió que el duelo ante Honduras es vital para las expectativas de Suiza en Brasil 2014. “Una final que hay que ganar porque no hay más remedio”, aunque confía que la mayor calidad de su equipo le dará para avanzar a los octavos.

Será como una final mundialista. Debemos pelear y correr todos juntos. Tenemos que vencer a Honduras, no hay más remedio”, subrayó el volante del Borussia Monchengladbach.

Xhaka destacó la superioridad del combinado helvético sobre el cuadro hondureño. Espera que su equipo pueda confirmarlo esta tarde en la Arena Amazonia, en la que se espera una temperatura media de 30 grados.

Tenemos mejor equipo y más calidad que Honduras. Además creo que merecemos la clasificación a octavos. Lo queremos con todas nuestras fuerzas, y lo demostraremos contra los hondureños”, subrayó el suizo.

El equipo helvético necesita ganar a un rival sin apenas opciones y esperar que Ecuador no gane a Francia. En caso de que los sudamericanos triunfen, tendrá que golear al menos por cuatro goles y esperar combinaciones.

El técnico Ottmar Hitzfeld se mostró combativo en la víspera del partido ante Honduras. En conferencia mencionó que su equipo está para avanzar a la siguiente fase, además de que puso en evidencia que el ambiente en el campamento helvético es muy bueno.

Para el estratega, la situación está clara: “estamos aquí para llegar a la cuarta ronda. Tenemos la oportunidad después de un duro trabajo, ahora queremos aprovechar esta oportunidad y Suiza puede calificar para la segunda fase del torneo”.

El entrenador Hitzfeld no adelantó si habrá cambios en el equipo que iniciará ante los hondureños, sólo finalizó diciendo que “dependemos de esas cualidades que nos han llevado a participar en esta Copa del Mundo”.

Por separado, el mediocampista Valon Behrami pronosticó un juego complicado, aunque advirtió que Suiza saldrá con todo en busca de su primera victoria en el Mundial y de un milagro para seguir con vida.

Honduras es un equipo difícil, pero es propenso a los errores en defensa, con jugadores fuertes físicamente, así que tenemos que estar preparados para cualquier cosa y jugar con inteligencia táctica”, afirmó el centrocampista del Nápoles italiano.

 

Se aferra a un milagro

Aunque no dependa de sí mismo, Honduras se aferra a una última posibilidad de clasificar a los octavos de final del Mundial de Brasil 2104 y enfrentará con esa esperanza a Suiza en el cierre del Grupo E.

El estadio Arena de Amazonia acogerá un partido marcado por la necesidad de goles, sobre todo para la selección bicolor. Si quiere pasar a octavos, el plantel de Luis Fernando Suárez debe ganar por dos o más goles a la Suiza de Ottmar Hitzfeld y necesita que Ecuador pierda ante Francia por 3-0.

Mientras existe la posibilidad no vamos a bajar los brazos. Hasta el final trataremos de hacer lo posible por Honduras, por el país. Es el partido que representa la posibilidad de clasificarnos. En Manaos buscaremos encontrar la forma idónea para obtener el triunfo”, comentó el estratega.

Lo concreto es que el sueño hondureño pende de un hilo, si se tiene en cuenta su floja tarea ante Francia y Ecuador. Suiza llega al duelo como favorita, pese a la goleada  de 5-2 que sufrió ante el equipo galo en la segunda jornada.

Pero nada está perdido. Yo siempre voy a pensar en positivo, es mi forma de ser. El hondureño se caracteriza por luchar, no sólo en el futbol, también en la vida misma”, dijo Roger Espinoza.

Como antecedente mundialista, Honduras y Suiza se enfrentaron en la fase de grupos de Sudáfrica 2010 e igualaron sin tantos. De haber ganado entonces por dos goles, los europeos hubieran pasado a octavos. En parte, una situación con aspectos similares.

La necesidad de vencer por dos o más goles obliga a los hondureños a plantear un juego más ofensivo que en sus anteriores presentaciones. En su última práctica en la localidad de Porto Feliz antes de viajar a Manaos, los centroamericanos ensayaron haciendo hincapié en el ataque.

Será un partido de riesgo porque tenemos que ganar. No nos queda otra que ir a buscarlo. Hemos mejorado del Mundial anterior a éste, ya dimos un paso. Contra Suiza será distinto a los anteriores dos partidos. Será un juego abierto en el que tendremos que ganar sí o sí”, advirtió el volante Wilson Palacios.

En la misma sintonía, el defensor Brayan Beckeles sostuvo que “hay una oportunidad todavía y vale la pena tomar cualquier riesgo, con el esquema que Suárez mande.”

Sin alineación confirmada, el técnico Suárez estaría pensando en dos variantes: el regreso de Wilson Palacios en lugar de Jorge Claros y la entrada en el lateral izquierdo de Juan Carlos García por Emilio Izaguirre.

-DPA