LONDRES, 24 de junio .- El serbio Novak Djokovic y el británico Andy Murray, primero y tercer favoritos en Wimbledon, respectivamente, solventaron sus compromisos de primera ronda ante rivales que no les presentaron problemas.

Murray, vigente campeón en el All England Club, inauguró el torneo en la pista central con una sólida victoria ante el belga David Goffin, 105 de la ATP, por 6-1, 6-4 y 7-5, en dos horas y dos minutos.

A sus 27 años, el escocés llega a Londres por primera vez sin la presión de ser el eterno candidato a hacerse con el título, tras superar el año pasado la maldición que le había perseguido hasta entonces en Londres.

Ante la atenta mirada del que fuera estrella de la NBA Shaquille O’Neal, en el palco de la central de Wimbledon, Murray sumó hoy su victoria número 450 en el circuito, una línea que tan solo han cruzado 48 tenistas en la historia, 10 de ellos en activo.

En 2013 el escocés fue el primer británico que se coronó en el All England Club desde que el  inglés Fred Perry lo hizo en 1936 y aspira esta temporada a retener el título, tal y como hizo el legendario tenista también en 1936.

Murray, a quien le espera el esloveno Blaz Rola en segunda ronda, se permitió levantar el pie del acelerador en el tercer parcial ante Goffin, algo que no quiso hacer Djokovic, dolido por su reciente derrota en la final de París ante el español Rafael Nadal.

El serbio despachó a Golubev en una hora y 27 minutos con un contundente 6-0, 6-1 y 6-4.

Djokovic, al que le espera el checo Radek Stepanek en segunda ronda, aspira a conquistar Wimbledon tras perder la final el año pasado ante Murray, aunque ahora lo hace sin jugar torneos previos en pasto.

“Para mí y para mi equipo es más importante tener algún tiempo de descanso, unos pocos días, y saltarnos el torneo preparatorio para Wimbledon. Recargar baterías y venir aquí pronto para practicar”, dijo Djokovic.