CIUDAD DE MÉXICO, 24 de junio.-Tras dos semanas de trabajo en Los Ángeles, California, el Guadalajara volvió a los campos de Verde Valle para la última etapa de su preparación previa al arranque del torneo Apertura 2014.

La novedad para los 30 aficionados presentes en la práctica de los rojiblancos fue la aparición de Ángel Reyna, Sergio Nápoles, Fernando Arce y Alberto Jorge García, quienes llegaron como refuerzos a petición del técnico Carlos Bustos.

Ahora hay que sensibilizarse con la pelota, estar atentos a las indicaciones del profe Bustos, conocer cómo quiere jugar y aprender lo más rápido posible”, explicó Carlos Fierro, uno de los delanteros más jóvenes del Rebaño Sagrado.

El Güero, de 19 años, advirtió que es necesario mantener la intensidad y reforzar el aspecto físico para estar al 100 por ciento en el inicio del torneo mexicano.

Hay que seguir con estos entrenamientos intensos, aunque ya se haya terminado la etapa de pretemporada en Los Ángeles. Tenemos que seguir entrenando de la misma manera; vienen más juegos de preparación, en los que el trabajo va a ser diferente y hay que estar metidos en todo para ir mejorando”, agregó.

Luego de su primer encuentro amistoso ante el Orange County Blues, un equipo de la ciudad de Fullerton, California, Fierro enfatizó en los avances que ha notado en el desempeño de sus compañeros y la agresividad con la que juegan.

Veníamos de hacer trabajo muy fuerte en lo físico; en el primer partido se hizo muy buen trabajo, aunque al final quedaron algunos detalles para seguir mejorando. Yo creo que en los minutos que juguemos tenemos que participar con todo y dar el máximo esfuerzo”, acotó.

Sobre la competencia interna que tendrá con Aldo de Nigris, Omar Bravo y Rafael Márquez Lugo por un puesto como titular, el atacante de los rojiblancos descartó sentirse presionado y, por el contrario, dijo que trabaja para ganarse una oportunidad.

“El trabajo es para ganarte esos minutos, que es para lo que se busca durante toda la semana”, finalizó.