CAMPINAS, 24 de junio.- El defensa portugués Joao Pereira reconoció la dramática situación en la que se halla la selección lusitana y añadió que sólo “un milagro” puede llevar al equipo liderado por Cristiano Ronaldo a los octavos de final del Mundial de Brasil 2014.

Estamos en el filo de la navaja. Necesitamos de un milagro para pasar”, asumió el zaguero portugués del Valencia. “Pero mientras sea posible, tenemos que creer, agarrarnos al hilo de esperanza y hacer nuestro trabajo para intentar la victoria en el último partido”, añadió.

Después del empate de 2-2 alcanzado in extremis ante Estados Unidos en Manaos, esa pretendida victoria, frente a Ghana el próximo jueves, mantendría a Portugal en el torneo, siempre que Alemania y los estadunidenses no empataran en el otro encuentro del Grupo G y la diferencia de goles favoreciera a los portugueses.

Pocos, sin embargo, parecen creer en el milagro del equipo dirigido por Paulo Bento que, tras la derrota de 4-0 en la jornada inicial frente a los germanos, suma un punto.

1 punto tiene Portugal después de dos partidos disputados

Cristiano Ronaldo, su estrella y líder, fue el primero en cuestionar la capacidad del equipo al asegurar tras el nuevo fiasco que era “ficticio” creer que Portugal podía ser campeón del mundo.

“Dudo que Cristiano dijera que no teníamos calidad, cuando antes se decía que sí la teníamos. Podemos no ser la mejor selección del mundo ni estar entre las dos o tres mejores, pero la calidad no huyó, la seguimos teniendo”, defendió Pereira.

De regreso a su lugar de concentración en la ciudad paulista de Campinas, nadie en la selección portuguesa, sin embargo, acertó a explicar el porqué de un inicio de campeonato tan desastroso, ni tampoco el motivo por el que Bento suspendió el entrenamiento programado para la tarde.

Los jugadores no buscaron excusas a los males portugueses en las condiciones climáticas o en la preparación física y asumieron su total responsabilidad en los malos resultados.

“Los culpables somos los jugadores, que somos los que jugamos y tomamos las buenas y las malas decisiones. El jueves, pase lo que pase, seremos hombres para asumir lo que suceda y dar la cara”, aseveró Pereira.