Italia y Uruguay se disputan el pase a octavos

Ambas escuadras miden fuerzas en busca de ser el segundo clasificado en el Grupo D

COMPARTIR 
24/06/2014 01:29 EFE, Notimex y Reuters / Fotos: AFP, AP e Imago 7

NATAL, 24 de junio.- Sólo puede clasificar uno. Italia y Uruguay se disputarán el único boleto  disponible para los octavos de final en el Grupo D.

La derrota ante Costa Rica, selección clasificada, encendió las alertas en Italia, un equipo que aceptó que teme a la capacidad de Luis Suárez, autor de los dos goles que permitieron el triunfo de Uruguay sobre Inglaterra y revivió la esperanza celeste.

Al equipo de Uruguay sólo le sirve ganar, igual que ante Inglaterra, tras la derrota inicial con Costa Rica. Confía en Suárez y en su capacidad de supervivencia y quiere jugar con los nervios de una Italia, que fue evidenciada en su segundo partido.

Tenemos que hacer un gran partido. Necesitamos la cabeza fría y el corazón caliente”, exigió el capitán azzurro, Gianluigi Buffon, antes del duelo en Natal, donde los 29 grados centígrados que se esperan de temperatura pueden ser un factor determinante para el resultado.

“Es como jugar los octavos de final, aunque aquí nos sirve el empate y la victoria. No es tan malo como parece”, aseguró Buffon.

En esa presión es donde mejor se mueve Uruguay, acostumbrado a vivir al borde del precipicio. “Este equipo ya ha demostrado que bajo presión siempre encuentra la respuesta adecuada. Será difícil, pero posible”, dijo el entrenador, Óscar Tabárez, que confiará de nuevo en la dupla de ataque formada por Suárez y Cavani, bien conocido por los defensas rivales tras su paso por el futbol italiano. En la temporada 2013 anotó 29 goles con el Nápoles.

No veo dos jugadores como esos en ningún otro equipo”, dijo antes de iniciar el torneo el seleccionador italiano, Cesare Prandelli. El técnico hará cambios tácticos para frenar la dupla uruguaya y por la baja por lesión en el mediocampo de Daniele de Rossi. Es posible que recupere a Mattia de Sciglio para el costado izquierdo.

   Prandelli, contra Uruguay, volverá a modificar su once titular.  Ahora pasará a un sistema 5-3-2, arropado por la defensa de la Juventus (Giorgio Chiellini, Andrea Barzagli y Leonardo Bonucci) y con Ciro Immobile en punta junto a Mario Balotelli.

“No han jugado nunca juntos, podría tener sus ventajas, pero también sus riesgos”, alertó Buffon.

“Se necesita una Italia diferente”, reclamó Marco Verratti,  jugador del París Saint-Germain, quien volvería al mediocampo junto a Andrea Pirlo y Marchisio.

Pirlo se queja de la humedad

Hay dos Mundiales que se están jugando en Brasil: uno en el caluroso norte y otro en el más fresco sur del país; Italia está padeciendo el impacto de las altas temperaturas y la humedad, dijo el mediocampista de la selección azzurra Andrea Pirlo.

Italia enfrenta a Uruguay en Natal, una ciudad de la costa norte de Brasil donde las temperaturas pueden rondar los 30 grados durante el día, después de haber jugado partidos en la humedad de Manaos y bajo el fuerte sol de Recife.

Estos factores son definitivamente importantes, en especial cuando uno viene a estos países con mucho calor y humedad y con jugadores más acostumbrados a este tipo de condiciones”, dijo Pirlo. “Hay dos Mundiales. Uno en el norte y otro en el sur”, agregó.

Italia, cuatro veces campeón del mundo y con tres puntos en dos partidos, al igual que Uruguay, necesita al menos un empate en su última presentación por el Grupo D para acceder a octavos de final debido a que tiene mejor diferencia de goles que los sudamericanos.

El entrenador de Italia, Cesare Prandelli, dijo que consideraba la posibilidad de poner en cancha una dupla ofensiva que no probó anteriormente, formada por Mario Balotelli y Ciro Immobile.

Esto podría abrir una puerta para el ingreso de Immobile, quien anotó 22 goles para el Torino en la Serie A la última temporada e ingresó en los últimos minutos del triunfo ante Inglaterra.

Immobile es un delantero moderno que puede atacar con profundidad y también bien por afuera, tiene intuición para el gol”, remarcó Prandelli. “Puede ayudar mucho al equipo. Hoy en día si uno quiere ser un gran campeón, tiene que tener esas características”, insistió.

Quieren ser gigantes

Uruguay, con tres millones y medio de habitantes, es el país que más futbolistas tiene por metro cuadrado. Sin importar las limitaciones territoriales, el capitán del equipo celeste, Diego Lugano, describe en una carta que “somos un país pequeño, pero soñamos con ser gigantes”.

Amamos el futbol y soñamos con imposibles. Nuestro horizonte ha sido y será el esfuerzo y los milagros; y nuestra pasión fueron, son y serán los desafíos”,  redacta el capitán celeste.

Cada Copa del Mundo “nos sirve para redescubrir que los uruguayos no somos ni como los argentinos, ni los alemanes, ni los brasileños, ni los españoles, ni los ingleses… Los uruguayos somos bien uruguayos y nos parecemos solo a nosotros mismos, aunque a veces queremos ser diferentes. No tomamos tereré ni té a las 5: tomamos mate a cualquier hora… comemos asado, jugamos al truco, amamos el futbol y soñamos con imposibles”, apuntó Lugano.

Somos contradictorios, injustos, inmaduros, soñadores, obstinados, muy obstinados. Nunca nos damos por vencidos, somos luchadores. Somos chiquitos pero soñamos con ser gigantes. Somos una familia, !qué familia!”, indica el capitán, quien se podría perder el partido contra Italia por una lesión en la rodilla izquierda.

“Queremos ganar los partidos fáciles pero los convertimos en difíciles, y a veces los difíciles se nos hacen un poquito (sólo un poquito) más fáciles”, comenta en supuesta alusión a la derrota celeste por 1-3 frente a Costa Rica y la victoria por 1-2 contra Inglaterra en sus dos primeros juegos de Copa del Mundo.

Somos conscientes de que más de tres millones de uruguayos están pendientes de nosotros, ¿pero saben una cosa?, nosotros también estamos pendientes de los más de tres millones de uruguayos”, agrega el zaguero.

Sentimos la presión, sí, claro que la sentimos, por eso a veces cuando juega Uruguay sentimos algo que lo entendemos, pero no podemos creerlo.”

A pocas horas de este partido “trascendental, de este enorme y dificilísimo desafío, sólo les pido que todos los uruguayos estemos unidos, alentando a la Celeste, que es más importante que todo. La Celeste es más importante que nombres, capitanes y resultados”, añade Lugano.

“Los invito a confiar, a tener paciencia, a tener la audacia de soñar lo mejor.

Nosotros no nacimos para las fáciles, nacimos para las difíciles, y esta es una difícil. Les pido unión”, expresó el veterano jugador.

 

Suárez espera duro rival

El delantero de la selección de Uruguay, Luis Suárez, aseguró que en su duelo contra Italia, por el segundo boleto del Grupo D a los octavos de final de Brasil 2014, espera enfrentar al mejor cuadro italiano.

Esperamos enfrentar a la mejor Italia. Sabemos lo que nos jugamos y lo que tenemos que hacer para ganar este partido si queremos estar en la siguiente ronda”, manifestó el atacante en rueda de prensa.

Dijo que espera poder aportar lo suyo, como lo hizo en el partido contra Inglaterra, en el que dos goles de su autoría le dieron el triunfo y la esperanza a Uruguay de avanzar, a pesar de que no estaba al 100 por ciento.

No estaba a tope físicamente, por ello finalicé cansado y con calambres, pero anímicamente me sentía muy bien y con muchas ganas de jugar, ahora me siento bien y la rodilla está espectacular”, aseguró el jugador del Liverpool, de la Liga Premier de Inglaterra.

Ahora me siento mucho mejor, descansé bien, estoy recuperado y con las mismas ganas de jugar y poder ayudar para ganarle a Italia”, agregó, para luego señalar que no aspira a ser considerado el mejor jugador de Brasil 2014, sino en vencer a Italia.

Mi único objetivo ahora es vencer a Italia, para luego seguir paso a paso, partido a partido buscando llevar a Uruguay lo más arriba posible en esta Copa del Mundo, que ha sido algo difícil para nosotros”, concluyó el astro charrúa.

Precisamente ayer surgieron rumores en torno a Suárez, debido a las propuestas de equipos españoles que fueron reportadas por diarios británicos y españoles que señalan que el Barcelona pagaría más de 80 millones de euros (casi 110 millones de dólares) para contar con el uruguayo.

El equipo contactó a su agente para tratar de reducir la cláusula que retiene al jugador en el club inglés, aprovechando que el futbolista ya no es feliz en Inglaterra.

Relacionadas

Comentarios