SAO PAULO, 23 de junio.- Clasificados de antemano a los octavos de final, Holanda y Chile se juegan hoy cuál de los dos saldrá primero en el Grupo B y posiblemente evite al anfitrión Brasil en la siguiente etapa de la Copa del Mundo.

Las dos selecciones responsables de destronar al vigente campeón España se citan en el estadio Itaquerao de Sao Paulo. A Holanda le basta el empate para liderar el grupo por tener una diferencia de goles superior, producto de las victorias por 5-1 ante España y 3-2 frente a Australia.

Para quedar primero en la llave Chile precisa completar el ideal de nueve puntos tras los triunfos 3-1 sobre Australia y 2-0 ante España.

Su técnico Jorge Sampaoli señaló en la antesala que el objetivo es ganar el grupo y para ello no le tiembla la mano para alinear a los volantes Arturo Vidal y Charles Aránguiz que cargan con tarjetas amarillas.

La prioridad es salir primero en el grupo”, dijo el timonel argentino. “Vamos a priorizar el partido como una final.”

Operado en la rodilla derecha hace un mes además de salir con un golpe en el tendón de Aquiles derecho ante España, Vidal se declaró listo para jugar: “Me he sentido bien pero la última palabra la tendrá el profe (Sampaoli)”.

Pase lo que pase entre holandeses y chilenos deberán esperar unas horas para conocer al próximo rival, ya que los partidos del Grupo A (Brasil-Camerún y México-Croacia) se disputan a segunda hora.

Otra ventaja al ganar el Grupo B es disponer de un día adicional de descanso para afrontar el siguiente partido.

Pero el sentido práctico recomienda evitar a Brasil: “Me gustaría chocar con ellos pero un poco más adelante”, dijo el delantero holandés Robin van Persie sobre enfrentar al local.

Van Persie, con tres goles en el torneo, no podrá jugar hoy por acumulación de tarjetas.