CIUDAD DE MÉXICO, 23 de junio.- Croacia y México se juegan su calificación a octavos de final de Brasil 2014, donde las posibilidades corren a favor del equipo Tricolor, pues con un empate lograría el pase a la siguiente ronda.

El enfrentamiento entre balcánicos y aztecas será el cuarto que protagonicen ambos representativos, pero el segundo en un Mundial.

México, con la historia mundialista a su favor

En Francia ‘98 se presentó una nueva selección europea, heredera del talento de la extinta Yugoslavia. Aquel equipo traía a un jugador que sorprendió al mundo entero. Davor Suker ayudó con sus goles a que su representativo fuera la sensación de ese Mundial, que terminó con el tercer puesto de la competencia.

Croacia llegó con grandes expectativas a Corea-Japón 2002, edición donde no mostró lo esperado al empezar perdiendo ante la Selección Mexicana dirigida por Javier Aguirre.

Será la segunda ocasión en la que croatas y mexicanos se midan en un duelo mundialista, después de haberse encontrado en su primer partido del Grupo G de la Copa en 2002, donde los mexicanos se llevaron los tres puntos.

Con un solitario gol de penal de Cuauhtémoc Blanco, se derrotó al equipo que tenía en sus filas a jugadores como Robert Prosinecky, Bosko Balaban y un joven que comenzaba a destacar, Ivica Olic, además del ahora técnico, Niko Kovac.

Amistosos favorables a Croacia

La primera vez que estas dos selecciones se vieron las caras fue un 22 de octubre de 1992, cuando el Tricolor, dirigido en ese entonces por César Luis Menotti, perdió 3-0 en Zagreb.

Siete años después, el 15 de junio de 1999, volvieron a encontrarse en el terreno de juego, en compromiso que terminó a favor de los croatas con marcador final de 2-1.

fdr