SAO PAULO, 22 de junio.- Aunque parezca imposible, un joven ciego y sordo está disfrutando al máximo el Mundial de Brasil 2014.

El brasileño Helio Fonseca de Araujo, un instructor de lenguaje de señas, ideó un novedoso método para que su amigo Carlos, ciego y sordo, pudiera seguir los partidos de Brasil durante la Copa del Mundo de futbol, informa el diario estadunidense New York Daily News.

Con la ayuda de una maqueta de una cancha, Helio es capaz de explicar detalladamente a Carlos los pormenores del juego.

Queríamos que él (Carlos) sintiera las mismas sensaciones que las personas que pueden ver y escuchar sienten”, afirma Helio, quien desde hace nueve años conoce a Carlos.

Carlos, de 27 años, fue diagnosticado a los 14 con un extraño trastorno genético que provoca sordoceguera congénita, conocido como síndrome de Usher.

Desde hace dos años, este joven sólo es capaz de distinguir formas y contornos, lo que le impide ver partidos de futbol.

Pero gracias a Helio, que aprendió varias técnicas para auxiliar a personas invidentes y sordas en una conferencia internacional, Carlos volvió a  disfrutar de su deporte preferido.

Antes de comenzar el juego, Helio guía las manos de su amigo a través de la cancha miniatura, para explicarle las posiciones de los jugadores y sus movimientos.

También es capaz de hacerle notar algunos detalles menores, como faltas, el número que cada futbolista porta en la playera y hasta el registro de tarjetas amarillas y rojas.

Ya iniciado el partido, Helio continúa orientando las manos de Carlos para informarle sobre la posición del balón.

La primera sesión de esta novedosa técnica, que fue videograbada, ocurrió durante el partido inaugural del Mundial, disputado entre las selecciones de Brasil y Croacia.

Helio aseguró que Carlos comprende las instrucciones en su totalidad y está muy contento de poder seguir el torneo.

Cuando subí el video a internet, pretendía demostrar que todo en la vida tiene solución; así que otros intérpretes pueden utilizar esta técnica con sus amigos o clientes que sean sordos y ciegos”, afirma Helio.

jrr