FORTALEZA, Brasil, 22 de junio.- El seleccionador ghanés James Appiah elogió la actuación de sus jugadores en el empate 2-2 con Alemania en el Mundial de Brasil 2014, y aseguró que fue un partido que pudo ganar cualquiera.

“Fue un buen partido. Alemania es una de las mejores selecciones del mundo y nosotros hemos ofrecido nuestra mejor versión. Hemos tenido nuestras oportunidades. Lo que ocurre es que si no aprovechas al máximo tus ocasiones de gol frente a un conjunto de este calibre, es imposible ganar. Contra Estados Unidos nos faltó acierto en algunas jugadas que nos habrían permitido lograr el empate, pero eso ya es agua pasada”, explicó el técnico.

Ghana, con un punto, está en tercer lugar del Grupo G y aún tiene posibilidades de clasificarse para los octavos de final, pero Appiah reconoce que no va a ser fácil conseguir un boleto para la siguiente fase.

“Siempre he creído en nosotros, porque somos de los que luchamos hasta el final. A mi juicio la mejor defensa es un buen ataque, y eso es lo que hemos intentado plasmar en la cancha. He creído hasta el final en mis jugadores y en la victoria, pero no será fácil alcanzar los octavos de final porque sólo tenemos un punto, pero aún quedan algunos partidos por jugar en nuestro grupo. Será difícil, pero no imposible”, consideró Appiah.

Incluso, el estratega de Ghana ya está pensando en cómo frenar a Portugal, su próximo rival.

“A Cristiano Ronaldo, el mejor jugador del planeta, solamente se le puede frenar si trabajamos en equipo. No podemos permitir que despliegue su potencial”, consideró el técnico de Ghana, quien está convencido que su selección peleará con todo mientras tengan esperanza.

Ronaldo le da la bienvenida a Miroslav Klose

Ronaldo, quien era hasta ayer el máximo goleador en los Mundiales con 15 tantos, felicitó al alemán Miroslav Klose, quien ayer igualó ese récord con el gol que le marcó a Ghana.

“Bienvenido al club, Klose. Imagino tu felicidad. ¡Qué bonita Copa!”, escribió Ronaldo en su Twitter, quien publicó parte del mensaje en portugués, inglés y alemán.

Ronaldo había comentado en tono jocoso que iba a rezar para que el delantero de Alemania no marcara, aunque después ya en tono más serio reconoció que los récords están para “romperse”.

Ronaldo anotó cuatro veces en 1998, ocho en 2002 y tres en 2006.Mientras que Klose cuenta con cinco goles en el Mundial de 2002, con cinco en 2006 (máximo anotador de esa edición), cuatro en 2010 y uno, por el momento, en 2014.