CIUDAD DE MÉXICO, 22 de junio.- La mexicana Paola Longoria sigue haciendo historia en el raquetbol. Ayer se colgó dos oros en el Campeonato Mundial de Burlington, Canadá, en singles y en parejas, al lado de Samantha Salas, resultado que convierte a la potosina en la mejor de la disciplina a nivel mundial por tercer año consecutivo.

En el torneo individual, Longoria derrotó a la estadunidense Rhonda Rajsich, número dos del mundo, en dos sets, con parciales de 15-6 y 15-8.

Con este triunfo la potosina se convirtió en bicampeona mundial tras haber ganado el mismo certamen en 2012, en República Dominicana, al vencer a la canadiense Jen Saunders.

En las semifinales Longoria logró una contundente victoria en dos sets sobre la argentina María José Vargas, actual campeona panamericana, por parciales de 15-5 y 15-9, sin dar ninguna oportunidad.

Su rival en la final dejó fuera a Salas, que participó por primera vez en un Mundial en la competencia individual.

Además de su bicampeonto en singles, Longoria revalidó el trono en dobles con Salas.

Tras estos éxitos la potosina publicó en su cuenta de Twitter que se sentía muy contenta con los resultados que la ratifican como la mejor raquetbolista del mundo en la actualidad.

“¡(Estoy) feliz de haber ganado singles y dobles en el Campeonato Mundial! Gracias a todos por su apoyo! Gracias Dios por tanto”, publicó la monarca en su cuenta de la red social.

La dupla tricolor superó  en la final a la pareja de Estados Unidos de Aimeé Ruiz y Janel Tiainger.

Se impusieron en el duelo de semifinales al equipo chileno, integrado por Ángela Grisar y Carla Muñoz, a quienes arrollaron en dos sets por marcador de 15-1 y 15-3.

Con la victoria de ayer, Longoria y Salas le dieron a México su tercer título mundial en fila en dobles luego de los oros conquistados en las competencias de Corea del Sur, en 2010, y República Dominicana, en 2012.

Con este título, Paola llegó a 34 campeonatos individuales en su trayectoria y se mantiene en el primer lugar de la clasificación  mundial.

El año pasado se coronó en los Juegos Mundiales de Cali, Colombia, y cuatro años antes en Taiwán, además del primer lugar en singles, dobles y por equipos en los pasados Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y oro en individual en los Centroamericanos y del Caribe Mayagüez 2010, y en Santo Domingo 2006, cuando tenía 17 años. Entre 2000 y 2008 conquistó ocho títulos mundiales juveniles.