MANAOS, 22 de junio.- Cristiano Ronaldo lleva dos meses con la rodilla izquierda a maltraer y su andadura en la Copa Mundial con Portugal arrancó con una humillante derrota 4-0 ante Alemania.

Panorama desesperanzador para Portugal frente un entonado Estados Unidos, que se tiene mucha fe de que sabrá contener  hoy al más reciente ganador del Balón de Oro y dar un paso hacia la clasificación por el Grupo G.

Los estadunidenses vienen de vencer agónicamente 2-1 a Ghana, un triunfo tonificador al cobrarse revancha de derrotas ante el seleccionado africano en los previos dos Mundiales.

Aparte del velo de dudas sobre si Cristiano se encuentra en condiciones físicas óptimas, Portugal afronta el encuentro con varias bajas sufridas ante Alemania: el lateral derecho Fabio Coentrao quedó descartado del torneo por un desgarre muscular, el atacante Hugo Almeida salió con un tirón y el zaguero central Pepe purgará una fecha de suspensión por el cabezazo que le dio a Thomas Mueller.

Pese a todos los inconvenientes, el técnico portugués Paulo Bento está convencido que su equipo es superior al conducido por Jürgen Klinsmann.

La mejor versión de Portugal puede ganarle a Estados Unidos”, afirmó Bento. “Ellos han crecido mucho, pero debemos confiar en nuestro oficio, en nuestra categoría. Tenemos que jugar al máximo para ganar este juego y estamos seguros de ello.”

Todo pasa por Cristiano, que brille con todo su esplendor. Pero, salvo un tiro libre, no gravitó ante Alemania. Sus expresiones de hastío fueron comunes.

¿Acaso es un riesgo ponerle a jugar si no está bien? Los portugueses lo niegan, pese a que usó una banda protectora en la rodilla izquierda en las prácticas.

Éste es el tercer Mundial que disputa y, sin duda, quiere dejar huella. Máximo goleador de la selección, con 49 dianas conquistas en 111 partidos, con al menos 50 tantos en cuatro temporadas seguidas con el Real Madrid, Cristiano sólo ha remecido las redes dos veces en dos Copas Mundiales ante Irán en 2006 y Corea del Norte en 2010.

Por su parte, Estados Unidos confía tener el bloque defensivo para neutralizarle. Ésa será la principal asignatura para los centrales Geoff Cameron y Matt Besler, y particularmente del lateral derecho Fabian Johnson.

Es un futbolista completo”, comentó el volante de contención  Michael Bradley. “En el futbol de hoy, el aspecto físico es lo que prima, en cuanto a velocidad, potencia y resistencia, y él cumple con todas esas facetas. Y luego está su habilidad técnica, el golpeo con el pie derecho, su zurda, en los balones aéreos. Puedo definir un partido en cualquier momento”.

Una victoria podría depositar a Estados Unidos en la segunda ronda, y un empate les dejaría en una magnífica posición.

Durante seis meses, Klinsmann no se cansó de insistir que su primera prioridad era el debut ante Ghana y que la segunda era “viajar a la linda Manaos y enfrentar al señor Ronaldo”.

Y aquí llegó el momento. Valga recordar que Klinsmann no seleccionó el nombre de Cristiano en la última votación del Balón de Oro: primero fue Franck Ribéry, seguido por Gareth Bale y Radamel Falcao.

Sabe del reto que tiene

El arquero estadunidense Tim Howard, que se medirá hoy al Portugal de Cristiano Ronaldo, está convencido de que se enfrentará al mejor jugador del mundo.

No creo que en su caso se pueda hablar de un punto fuerte, son muchos. Es muy veloz y el mejor del mundo con la pelota en los pies”, analizó Howard.

“¿Que si creo que puede anotar mañana? Sí, claro, pero espero que no lo haga”, añadió el arquero de la selección dirigida por el alemán Jürgen Klinsmann.

Howard, que jugó entre 2003 y 2006 en el Manchester United, compartió equipo con el delantero portugués, pero admitió que no tiene claves de cómo frenarlo para que puedan aprovechar sus compañeros.

No tengo muchos secretos de él, es un jugador de clase mundial. Ya la primera vez que lo vi noté que tenía cualidades muy especiales. Era además el jugador más trabajador dentro y fuera del campo, su ética de trabajo era increíble. Quizá es el jugador principal del torneo”.

Howard reveló que Klinsmann evitó hablar de Portugal en su charla técnica de ayer y que sólo se ocupó de su equipo. “Se negó a hablar de Portugal. Dijo que no hablaríamos más”.

Klinsmann repitió una y otra vez lo feliz que está de cara al partido de hoy tras un debut con victoria de 2-1 sobre Ghana. En su presentación, Portugal perdió 4-0 con Alemania.

Es un gran partido, lo estábamos esperando desde hace mucho tiempo. Estamos disfrutando cada segundo de nuestra estadía en Manaos. Tenemos mucha energía, estamos impacientes por que esto empiece”.

Por otro lado, ayer más de un centenar de fotógrafos se amontonaron al borde del campo de entrenamiento de Portugal para tomar a CR7, que avanzaba tranquilamente en medio de un grupo de compañeros,  los más cercanos a él, como Nani, el delantero de su antiguo club, el Manchester United, los centrocampistas Raul Meireles, Miguel Veloso y Ruben Amorim y el delantero de la Lazio de Roma, Postiga.

La estrella del Real Madrid, cuya preparación se ha visto perturbada por lesiones en la rodilla y el muslo, sigue llevando un vendaje bajo la rodilla izquierda. Y la mayoría de las veces, acaba el entrenamiento colocándose una bolsa de hielo, lo que alimenta las preguntas sobre el auténtico estado de forma,  sobre todo porque su actuación ante Alemania fue decepcionante.

El miércoles, el reciente ganador de la Liga de Campeones incluso se retiró antes del entrenamiento.