CIUDAD DE MÉXICO, 21 de junio.- Decenas de aficionados despidieron al Tricolor en la ciudad de Santos para su viaje a Recife, donde el lunes enfrentará a Croacia en el último partido de la fase de grupos del Mundial de Brasil.

La Selección Mexicana dejó Santos con rumbo a Sao Paulo, donde tomará el vuelo a Recife.

Afuera del hotel de concentración, varios aficionados se conglomeraron para ver a los jugadores mexicanos.

Los seleccionados se portaron generosos y repartieron autógrafos a los presentes. Incluso, se tomaron fotografías con los seguidores.

ald